ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Todas las fases de una ruptura amorosa y cómo superarlas

Blog Single

Las rupturas amorosas suelen ser muy dolorosas. Superar el desamor y la separación con la persona que amas no es nada fácil y hasta parece ser el fin del mundo. Son momentos de mucho dolor, miedo y frustración, sobre todo, si no fuiste tú quien decidió terminar la relación.

Miles de preguntas vendrán a tu cabeza: ¿Cómo sé si debo aceptar el final de la relación o es solo una crisis?, ¿cómo puedo superar este dolor?, ¿debo borrarlo o borrarla de las redes sociales?, ¿cómo le digo a nuestra familia y amigos?, ¿llegaremos a llevarnos bien algún día?

Para quitarte estas dudas y superar realmente tu ruptura amorosa de la forma menos dolorosa y rápida posible, sigue leyendo este artículo.

¿Cómo diferenciar una crisis de una inminente ruptura?

Es muy común que en las relaciones, sobre todo si son largas, haya momentos de tensión que dificultan la convivencia y el entendimiento entre ambos. Incluso, muchas veces estos momentos difíciles se convierten en un punto final.

Normalmente, las crisis suelen presentarse cuando una de las dos partes está pasando por cambios a nivel personal, laboral, económico o familiar, por lo que la otra parte tiene que adaptarse, de alguna manera. Si eres tú el que está pasando por estos cambios, debes preguntarte si tu pareja te está ayudando realmente o si está poniendo trabas a tus objetivos.

¿Qué puedes hacer entonces? Lo correcto sería distanciarte emocionalmente y no tomar decisiones precipitadas; al menos mientras tengas las cosas claras. Tienes que evaluar la duración de la crisis, el nivel de desgaste, y los momentos positivos y negativos. Si son más los momentos negativos y la otra persona no quiere cambiar ni mejorar, puede que estés ante una posible ruptura.

¿Cuáles son las fases de una ruptura amorosa?

Una vez que ya aclaraste la situación y decidiste qué es lo mejor para ti y tu pareja, tienes dos caminos: terminar la relación (o que te terminen) o seguir intentándolo.

En el caso de terminar, ya sea que te dejen o que tú dejes, se produce un difícil camino hacia la recuperación. Se inicia un proceso de duelo. Este se da en cinco fases. Cada persona vive las etapas a su manera y el tiempo de superación va a depender de muchos factores: la intensidad del sentimiento, el tiempo de relación o experiencias previas a la ruptura.

1. Fase de negación o de shock.

Esta fase se caracteriza porque niegas la realidad y actúas como si todo continuara igual, ósea como si no hubieran terminado. Es una etapa generalmente breve, que suele ocurrir como forma de protección, ya que el impacto de la ruptura es tan grande que te cuesta asimilarlo.

En esta fase es importante que seas consciente de las emociones que sientes y el motivo por el cual están ahí. Es necesario que veas la situación de la manera más objetiva para obtener más claridad.

2. Fase de ira.

En la segunda pueden haber sentimientos de rabia y culpa hacia la otra persona, hacia ti mismo o hacia el mundo entero. Si en la fase anterior no querías aceptar la realidad, ahora sientes una tremenda frustración por lo que ha pasado, culpando a tu ex pareja.

3. Fase de negociación

Esta fase puede ser realmente peligrosa si no la manejas bien, pues en un intento de aceptar la situación y acercarte a la otra persona de nuevo, puedes cometer el error de tratar de hacer cualquier cosa por recuperar la relación. Un mal acercamiento puede arruinar de nuevo la situación, e incluso empeorarla.

4. Fase de depresión.

Aquí es cuando pierdes la esperanza de retomar la relación. Comienzas a ser objetivo y a darte cuenta de que no hay marcha atrás. Por lo que te sientes realmente triste y aislado.

5. Fase de aceptación.

En la última fase entiendes que ya todo se ha acabado y empiezas a aceptar la realidad. Tras la tristeza de la fase anterior, comienzas a visualizar un nuevo futuro. Ya no buscas estar con la otra persona y te sientes en paz y preparado para conocer a una nueva pareja.

¿Cómo enfrentar todos estos cambios?

Al principio, lo que no debes hacer es evadir esos sentimientos y pensamientos. Estos son normales y van a pasar, pero tienes que aceptarlos y agradecer. No es fácil, pero debes sacar esos sentimientos, hablarlos y entender que todo pasa por algo.

Luego de validar lo que sientes, debes distraerte (sanamente). Los especialistas recomiendan “sustituir” todos los niveles de aquella relación: sal con tus amigos, conversa, lee, escribe. Tienes que mantener tu cabeza enfocada en otra cosa, puede ser tu trabajo, el gimnasio, un pasatiempo, etc.

Muchas veces, al estar en una relación, te abandonas por el otro; es decir, tu pareja se vuelve todo en tu vida. Esto es un grave error, ya que cuando llega el término, no te queda nada. Por ello, es importante que te enfoques en ti y en mejorar tu persona. Conectarte contigo mismo, hacer cosas que mejoren tu vida, dormir mejor, comer mejor, rodearte de gente que te quiere y personas positivas. No debes hundirte en la depresión ni “ahogar” tus penas.

Se me está haciendo muy difícil recuperarme de la ruptura, ¿cómo sé si necesito ayuda profesional?

No todos somos iguales, y así como algunos toleran más el dolor que otros, hay quienes la pasan peor en una ruptura. La tristeza, ansiedad, estrés y depresión puede invadirte. Si de por sí crees que necesitas un especialista que te ayude, no dudes en buscarlo. Ir a terapia no tiene nada de malo y es lo mejor que puedes hacer. Así evitarás caer en malos hábitos, pensamientos negativos y el autosabotaje que impide tu bienestar.

Al principio será difícil y creerás que nunca superarás la ruptura, que nunca más encontrarás a nadie igual y que te quedarás solo por el resto de tu vida. Pero, no es así. Este miedo que sientes lo debes usar como herramienta de superación. No es el fin del mundo, saldrás más fuerte.

https://www.revistagq.com/noticias/sexo/articulos/como-superar-una-ruptura-dolorosa/34272

https://psicologiaymente.com/pareja/fases-superar-duelo-ruptura-pareja

    Comentarios