ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Tips para desarrollar tu inteligencia emocional en momentos difíciles

Blog Single

03/09/2020

El estudio de la inteligencia emocional es algo relativamente nuevo, hace solo 25 años que el término se hizo mundialmente conocido gracias a la publicación del libro Emotional Intelligence de Daniel Goleman, psicólogo y periodista. Pero ciertamente no es algo nuevo.

Sin embargo, hasta hace poco, la habilidad de reconocer los pensamientos, emociones y sentimientos, y tomar acción sobre ellos, no se consideraba tan importante como el coeficiente intelectual. Hoy sabemos que el componente emocional es fundamental a lo largo de nuestra vida

Un artículo de la American Psychological Association (APA) incluso considera la inteligencia emocional como un factor para el cambio social pues tiene una relación directa con el desarrollo de las sociedades. Y tiempos complicados como el que vivimos a causa de la pandemia de COVID-19 es clave tener esto presente.

Por qué es importante desarrollar la inteligencia emocional

Los seres humanos somos sociales por naturaleza. Desde nuestros antepasados nómadas que tenían que agruparse y trabajar en equipo para cazar o protegerse de los depredadores, hasta las complejas relaciones de la sociedad actual. La inteligencia emocional nos ayuda a entender y llevarnos mejor con los demás, partiendo de un mejor conocimiento de nosotros mismos.

Las emociones influyen en nuestros comportamiento, por lo que saber reconocerlas y encontrar aquello que las provoca, es clave para desarrollar autocontrol. Así, podremos razonar mejor ante los impulsos que genera naturalmente el cerebro y detenernos unos segundos para tomar decisiones más acertadas.

Incluso, la inteligencia emocional y las habilidad que se desarrollan a partir de ella, son consideradas como un factor clave para el trabajo y los negocios. Así, la capacidad de mantenerse orientado en los objetivos, influir positivamente en los demás y adaptarse a los entornos cambiantes, son algunas de las características más comunes entre los grandes líderes de organizaciones.

El desarrollo de empatía, en términos generales, también nos ayudará a tener un buen desenvolvimiento en la sociedad, ser mejores ciudadanos, tener consciencia social y cuidar el planeta que compartimos.

Lee también: No dejes que las emociones controlen tus compras por internet

Tips para desarrollar tu inteligencia emocional

1. Conócete a ti mismo

Aprender a conocerte es el primer paso. Muchas veces no nos detenemos a pensar en cómo nos sentimos, en qué es eso que nos pone de mal humor, nos anima, estresa, provoca miedo, enfado, entre otros. Es importante que empieces a ser consciente de estas emociones, para que evites tomar decisiones en los momentos que ocurren.

Conocerte también implica identificar tus fortalezas y debilidades, valorarte tal como eres, y saber que tanto virtudes como defectos son naturales en todas las personas. Así podrás reforzar lo positivo y enfocarte en mejorar lo que esté pendiente.

2. Escribe un diario

Aunque muchas personas no lo consideren necesario, llevar un registro de las emociones sentimientos es muy importante, pues todos los días experimentamos múltiples situaciones y a veces olvidamos algunas de ellas. Así, podrás tener un mejor registro de lo que vas aprendiendo y cómo se va formando tu inteligencia emocional. Podrás revisarlo luego para ver que, tal vez aquella situación que te pareció tan complicada, en realidad era bastante simple.

3. Expresa tus emociones 

No podemos controlar las emociones, por ello no debes tratar de evitarlas o reprimirlas, eso solo causará un efecto contrario. Así sean positivas o negativas, déjalas salir. Eso sí, siempre y cuando no te hagas daño a ti u otras personas. 

Comienza por verbalizar un sentimiento, esto ayuda mucho para entenderlo y no sentir incomodidad con su presencia. Luego podrás aprender qué señales te dan estos sentimientos o emociones para actuar de la mejor manera posible.

4. Practica la resiliencia 

La APA define la resiliencia como la habilidad de sobreponerse a las situaciones complicadas o traumáticas. Quiere decir que debemos tener clara la idea que a lo largo de la vida habrá situaciones de dolor, dificultades o crisis que no podremos evitar, pero que tenemos que aprender a sobrellevar y adaptarnos a los cambios que ellas provoquen. De alguna forma, ver siempre los aspectos positivos y ver las oportunidades para seguir creciendo.

Te puede interesar: Así es como las personas con inteligencia emocional se recuperan de una crisis

5. Busca tu motivación

Dicen que la fuerza de voluntad puede lograr lo que sea. Busca aquello que te motiva y recuérdalo siempre, así podrás estar más enfocado en tus objetivos y tendrás mayor satisfacción al lograrlos. Celebra los pequeños logros y mantén el optimismo a pesar de los malos momentos.

    Comentarios