ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Técnicas efectivas para estudiar desde casa y reducir el estrés

Blog Single

Estudiar desde casa es un reto tanto para profesores como para estudiantes. Esto puede resultar estresante y un poco difícil al principio, pero mejorando algunos aspectos, es posible disfrutar las clases en línea. O al menos, concentrarse para entender las explicaciones del docente y mantener un aprendizaje fluido. 

Lo primero que necesitas es designar un espacio de tu casa para ver las clases. No desde la cama, ni sentado en el sofá. De preferencia, ubicate en una mesa y pídele a tus familiares que durante las horas de estudio no hagan tanto ruido.  Si está dentro de tus posibilidades mover esa mesa a tu habitación u otra zona tranquila de la casa, mucho mejor.

Esto no lo recomendamos solo para escapar de las distracciones. Sino también porque nuestro cerebro asocia los lugares muy cómodos con ocio o recreación. Mientras que en los institutos, nos sentamos frente a un escritorio. Entonces si estudias en la cama o en el sofá, será más complicado concentrarte.

Por esta misma razón es que debes levantarte en las mañanas, darte una ducha como lo hacías antes de la cuarentena, vestirte y tomar desayuno. Todo antes de proceder con tus clases. Es una forma de mantener la rutina de antes. 

Posteriormente, aplica los siguientes consejos:

Ambienta tu espacio de estudio

Dos palabras: ergonomía e iluminación.

Si quieres concentrarte más y estar cómodo, debes ubicarte en una zona con buena iluminación. Si tienes una ventana, puedes arrimar tu mesa lo más cerca posible. Si no, usa una lámpara de escritorio. Estudiar un lugares oscuros podría causarte daños en la vista, sin mencionar que dificulta muchísimo el aprendizaje.

En relación a la ergonomía, intenta utilizar un asiento con recargo de brazos y espalda alta, de este modo tendrás menos dolores de columna. La mesa debe ser alta, lo suficiente como para ver la pantalla de la computadora sin bajar demasiado la cabeza. De lo contrario, la tensión se acumulará en tu cuello y hombros. 

Tus brazos deben apoyarse sobre la mesa en un ángulo de 90 grados con los codos. Y las piernas siempre deben tocar el piso.

La comodidad es más importante de lo que crees al momento de estudiar, porque evita la acumulación de estrés.

Cierra todas las pestañas innecesarias del navegador

Es justo y necesario que cierres Netflix, Facebook, Instagram y todas las redes sociales que estuvieras chequeando en tu navegador. También aplica para videojuegos y cualquier otro tipo de entretenimiento electrónico. ¡Evita la tentación!

Planifica tus tiempos

La mejor cura contra el estrés, es organizarse. Todos los lunes, planifica tu semana y distribuye tus tiempos. En un día debes poder ver clases, cumplir con tus otras responsabilidades y distraerte, sin que una actividad afecte a la otra.

Es importante destinar tiempo a la recreación, todos los días. Nuestro cerebro funciona mejor cuando está descansando. Si lo saturas, es más difícil que asimile nueva información.

Entonces crea un calendario semanal o haz una lista todas las mañanas, organizando cuántas horas invertirás en clases, cocina, ejercicio y distracción.

Agenda tus exámenes y fechas de entrega

Es muy importante que cuentes con un calendario o agenda visible, donde estén claramente especificados los días en los que tienes alguna entrega o examen. De este modo, cuando hagas tu planificación semanal, podrás destinar algunas horas diarias a desarrollar el trabajo solicitado o estudiar para las pruebas. 

Entre más puedas verlo, mejor. Porque conocer los días que te quedan para desarrollar la asignación, te hará sentir tranquilidad al tiempo que te recordará que debes estudiar.

¿Te conoces bien? Es momento de descubrir cómo aprendes

Existen múltiples tipos de aprendizaje. Identificar cuál te va mejor te ayudará en esta nueva forma de llevar tus clases.

Si aprendes más con lectoescritura, apuntar las clases te ayudará mucho. Subraya las ideas importantes y repasa las lecturas a menudo.

Si eres más auditivo, grabar tu clase y volverla a escuchar te ayudará a retener mejor las ideas. También puedes ofrecerte a explicarle a otros, eso reforzará el conocimiento en tu cabeza.

También es posible que seas más visual. En ese caso, realizar esquemas, dibujos o tener notas de colores pueden ser excelentes estrategias de estudio para ti. 

Estoy estresado, ¿qué hago?

El mejor remedio contra el estrés y la ansiedad es gratis: RESPIRA.

Respira profundo y cuenta hasta diez mientras exhalas. Luego identifica cuál es la causa de tu estrés: ¿tienes que entregar varios trabajos o hay algo que no entiendes? Apúntalo. Desarrolla un plan que te permita resolver el problema en un tiempo prudencial y notarás cómo se reduce tu estrés. Tener el control de la situación es la mejor manera de tranquilizarnos.

Cuando estés con muchas asignaciones y sientas que nos estás procesando la información debidamente, tómate un descanso. Puede parecer una locura si estás contrarreloj, pero un descanso de 15 minutos puede ayudarte a ser mucho más productivo cuando retomas la tarea. Si tienes la oportunidad de dormir unas cuantas horas, mucho mejor.

También te puede interesar: 5 consejos para disminuir la ansiedad en casa

Come sano y mantente activo

¿Piensas que no tiene nada que ver? Comer sanamente y mantenernos en movimiento, nos hace liberar endorfinas, una sustancia que mejora nuestro estado de ánimo. El buen humor ayuda a procesar la información mejor y más rápido. 

¡Socializa! 

Coordina reuniones de estudios con tus compañeros de clases por videollamada, de este modo será más divertido desarrollar los trabajos y estudiar para los exámenes. El intercambio de ideas es una excelente forma de estar al día con los contenidos académicos.

También te puede interesar: Los mejores cursos gratis avalados por Universidades e instituciones educativas

    Comentarios