ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

11 formas en que la inseguridad está afectándote y cómo solucionarlas

Blog Single

Odiarte a ti mismo, estar incómodo con tu cuerpo y estar descontento por cómo interactúas con el resto del mundo son intensas señales de inseguridad y falta de amor propio. Y es que a veces hemos aprendido que el amor es nocivo y disfuncional. O, en el peor de los casos, has pasado demasiado tiempo en una relación en que te valoraban poco. ¿El resultado? Autosabotaje que te impiden querer y ser feliz, dañándote a ti y a quienes te rodean. ¿Cómo darte cuenta de que padeces este problema? Aquí te presentamos 11 signos de inseguridad y cómo convertir el odio a ti mismo en aceptación.

1. Te encanta complacer a los demás

Es lógico que, si no te quieres, busques desesperadamente que los demás “te aprueben” y te contentes con complacer los deseos ajenos en lugar de pensar en lo que tú necesitas o quieres. En el fondo, eso te hace sentir muy mal.

Qué hacer: Anota las veces que vayas contra tu voluntad y hagas algo que, en el fondo,  no quieres hacer. Es decir, toma conciencia de este comportamiento, pues una vez que lo hayas reconocido puedes empezar a hablar por ti mismo.

2. Te resulta difícil decir que NO

Ser agradable todo el tiempo exige demasiados sacrificios que después te hacen sentir vacía y relegada. Por desgracia, tu vida se rige por las prioridades y las necesidades de otras personas.

Qué hacer: Empieza diciendo que NO a cosas pequeñas y poco importantes: peticiones de conocidos y colegas de la oficina. Luego podrás ir aumentando hasta decir "no" a la gente que amas y que cuidas alrededor.

3. Te sientes poca cosa

Vacía e indigna. Esa puede ser la sensación general que te embarga. Por eso, pasas el tiempo tratando de llamar la atención, ser destacada y vista, aun a costa de complacer y agradar a los demás. Y ante una mínima ofensa, te sientes herida rápidamente. 

Qué hacer: Aunque parezca cliché, la única forma de cambiar tus creencias sobre ti  misma es modificar lo que piensas. A través de un diario, comparte tus pensamientos con un profesional de la salud mental y sé más consciente de tus taras, para empezar a cambiar tu patrón de ideas. Cuesta trabajo curar el corazón por lo que te sugerimos practicar deportes y actividades que te den una imagen positiva de ti misma. Acepta regalos, cumplidos, el amor y la compasión.

4. Te comparas con otros todo el tiempo

Incluso si la conversación no se trata de ti, tus pensamientos buscan compararse con aquello que escuchas. Siempre pensarás que los demás son más inteligentes, más amables, se ven mejor y más saludables que tú.

Qué hacer: Existen situaciones que exacerban esta situación, como las redes sociales, por lo que te recomendamos que pases menos tiempo en ellas. Y también pasa menos tiempo con quienes, intencional o inconscientemente, te hacen sentir menos.

No dejes de leer: 5 formas de autosabotaje y cómo decirles adios 

5. Piensas que tu vida es un error

Te preguntas a menudo por qué naciste y qué tan buena eres para el mundo.

Qué hacer: Deja de hacerte esas preguntas y habla con un terapeuta. Recuérdate seguido cuánto vales y el amor que traes al mundo.

6. No crees que hagas nada bien

Te concentras en tus errores, fallos y deficiencias. Siempre te imaginas el peor de los escenarios en cada situación y crees que meterás la pata.

Qué hacer: Reflexiona sobre tus victorias, tanto grandes como pequeñas. Recuerda todas las veces que lo hiciste bien, resolviste el problema y desafiaste un problema. Reconoce que has tenido éxito mucho más a menudo de lo que has fallado.

7. Odias tu cuerpo

No quieres que la gente te vea y tienes miedo de lo que pensarán sobre su cuerpo. No puedes ni mirarte al espejo. ¿Te suena familiar?

Qué hacer: Define si realmente piensas mal de tu cuerpo o sólo se trata del miedo a lo que otros ven en tu cuerpo. Si se trata de ti, pregúntate qué está causando el odio a ti mismo. ¿Un pasado con experiencias negativas? Céntrate en ti mismo y, si no está satisfecho con tu cuerpo y sientes que necesitas trabajar en él, hazlo pero solo por ti y no por los demás. También te podría interesar: Cómo disfrutar el sexo a pesar de tus inseguridades

8. Te avergüenzas de ti

Sueles tener sentimientos y pensamientos que ocultas.

Qué hacer: Imagina en tu mente a una versión de ti con más poder y positivo. Lista todo lo que debes hacer para alcanzar ese estado. Tomar medidas para abrazar tus vulnerabilidades, dejar de lado tus sentimientos negativos y afirmar tu valor.

También te podría interesar: 12 cosas que deberías recordar para mantener el optimismo

9. No crees en la gente

Tienes configurada la idea predeterminada de que los demás no se preocupan por ti, te parece que el interés que los demás demuestran en ti no es genuino.

Qué hacer: No hagas suposiciones en base a tu visión sesgada del mundo. Mira las acciones de los demás objetivamente y trata de entender sus intenciones, sin sesgo. Pasa más tiempo con gente que se preocupa por ti y corta los lazos con quienes no lo hacen. Sabes que no todo el mundo nos va a gustar: escoge a tus amigos y mantén a los enemigos lejos.

10. Te atraen personas que no se aman a sí mismos

Eliges relaciones en las que tu pareja también se autosabotea y se desfoga contigo.

Qué hacer: Busca una puerta de salida porque relaciones así revelan una sola cosa: quien se odia a sí mismo no te podrá amar jamás. Lo primero es darte cuenta de que lo estás haciendo; luego, podrás dar el paso para salir de allí.

Relacionado: 12 señales de que puedes tener una pareja problemática

11. Tratas mal a los demás

Tu negatividad toca a los demás y los tratas mal, aunque te sientes mal por ello más tarde.

Qué hacer: Trátate con cuidado. Repite afirmaciones positivas, lee libros edificantes y rodéate de gente animada. Trátate del modo en que lo harías con alguien que te importa. Ejercitarte, comer bien y dormir lo suficiente son pequeños actos de amor, respeto y amabilidad contigo misma.

    Comentarios