ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

¿Sabes qué es la regla del 5:1 y qué puede hacer por tu relación?

Blog Single

La regla del 5:1 es una que ha ayudado a miles de parejas a mejorar su relación o matrimonio. ¿Sabes en qué consiste?

Es el descubrimiento de un investigador llamado John Gottman, que se dedicó a observar a parejas y analizar los patrones de comportamiento que tenían entre sí. Gottman recolectó allí información sobre lo que hacían, decían, cómo interactúaban y todo lo que hacían juntos. Después, mantuvo contacto con las parejas durante varios años, a fin de descubrir cuáles se quedaban juntas y eran felices, cuáles se quedaban juntas y eran infelices, y cuáles se divorciaban. Lo que buscaba, evidentemente, era una forma de predecir qué parejas tendrían un matrimonio feliz y exitoso. 

Fue entonces que descubrió la llamada regla del 5:1. 

En breve, la regla dice que, para que un matrimonio sea feliz, la proporción de interacciones felices a interacciones negativas, debe ser de 5:1 o más. Es decir, un mínimo de 5 interacciones negativas por una positiva. Si el ratio era más bajo, menores eran las probabilidades que la pareja tenía de lograr mantener una relación exitosa y feliz. 

Hay algunos puntos importantes a considerar aquí:

  1. ¡El conflicto también es bueno! Es importante notar que las parejas exitosas sí tenían algunas interacciones negativas. Esto es porque el conflicto, manejado de forma saludable y respetuosa, puede ser muy positivo para una pareja. ¡No teman hablar de lo que sienten o quieren! 
  2. Intenta observar cuántas interacciones positivas y negativas tienen. Eso te dará una idea del estado de la relación o si están cayendo en patrones de comportamiento que a la larga les harán daño como pareja. 
  3. Las interacciones negativas pesan más que las positivas. La regla no propone un 50% de positivo y un 50% de negativo, sino 5 positivas por 1 negativa. ¿Por qué? Porque las interacciones negativas tienden a dejar una huella más fuerte que las positivas: si tu pareja te critica o se burla de ti, recordarás eso más que si te abre la puerta para que pases, te dice algo bonito sobre tu corte de pelo o te recuerda lo importante que eres para él. Por eso, debes apuntar a que las interacciones positivas sean abrumadoramente más frecuentes que las críticas. 
¿A qué nos referimos por interacciones positivas y negativas? Algunas formas de interacción positiva pueden ir desde una sonrisa o un abrazo en un momento inesperado hasta un piropo o reconocimiento de las virtudes del otro. Las interacciones negativas, por otro lado, incluyen las burlas, las críticas o voltear los ojos frente a un comentario de tu pareja. 
¿Cómo lo están haciendo ustedes?

    Comentarios