ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

¿Quieres negociar tu sueldo pero aún no te animas a hacerlo? Descubre cómo en esta nota

Blog Single

Durante una entrevista de trabajo, una de las partes más complicadas es cuando nos toca hablar sobre el sueldo que vamos a recibir. Ante la pregunta "¿cuáles son tus pretenciones salariales?" solemos ponernos nerviosos y nos da miedo expresar el monto. Pero te tenemos la solución para que no vuelvas a sentir esa ansiedad. 

 

 

1. Ten en mente un rango salarial, en lugar de una cifra concreta

Cuando te pregunten tus aspiraciones económicas, deberías poder ofrecer un rango basándote en lo que ganan otras personas en tu campo, en lugar de tener una cifra concreta en mente. Por ejemplo, puedes ir con la idea de que deberías ganar entre 2 mil y 2 mil 500 soles, de esta manera 2 mil 100, 2 mil 200, 2 mil 300 y 2 mil 400 soles estarán dentro de tu rango; esto es mejor a ir pensando en que deberías ganar sí o sí 2 mil 400 soles.

 

2. Incluye los bonos, gratificaciones, etc. 

Un error común a la hora de hablar de salarios es olvidar incluir los beneficios como parte del total de tu sueldo. Por ejemplo, si ganas S/ 12 mil al año y tienes un bono del 20%, más aguinaldo, más seguro médico, entonces en realidad estás ganando más de S/ 12 mil.

 

3. Practica tu speech por lo menos una vez antes de la negociación real

Encuentra una persona que escuche tu propuesta, para que puedas sentir y oir tus argumentos en una conversación real. Así también podrás relajarte un poco y olvidarte del nerviosismo. 

 

 

4. Confía en lo que haces

Recuerda, tú mejor que nadie sabes lo que vale tu trabajo y tu esfuerzo. Si tienes eso en mente, te será más fácil negociar el sueldo que deseas sin sentirte fuera de lugar. Es sumamente importante que entres a la negociación con tu cara ganadora, con esa cara que demuestra seguridad y confianza en tus capacidades y en lo que te mereces.

 

5. Realiza una contra oferta

La mayoría de empresas o reclutadores casi siempre te ofrecerán primero un sueldo menor al que realmente pueden pagar, en espera de que tú hagas una contra oferta, así que no tengas miedo de hacerlo. Si necesitas tiempo para evaluar la oferta, dilo. Agenda una cita en las siguientes 24 o 48 horas y regresa con un monto que a tí te parezca más adecuado.

 

Recuerda que si necesitas practicar muchas más veces tu discurso a la hora de hablar de tu salario, hazlo. La idea es que te sientas seguro o segura durante ese momento

 

Fuente: entrepreneur.com 

    Comentarios