ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Qué es un mentor y por qué puede ayudar a crecer tu emprendimiento

Blog Single

11/09/2020

Cuando empezamos un nuevo negocio, no estamos preparados para lo que viene. Toda la experiencia que podamos tener trabajando nos suma, pero no es suficiente cuando se trata de formar un emprendimiento propio. Por eso, un mentor puede ser clave para el desarrollo de tu empresa, sobre todo en los primeros años.

Y es que muchos al iniciar un emprendimiento realizan una gran inversión o se adeudan calculando una rentabilidad positiva, pero debido a algún error en la gestión luego sufren pérdidas.

Qué es un mentor para emprendedores

Un consejero, una especie de hermano mayor que te ayuda para superar los problemas comunes de un emprendedor, y sobre todo, te da las herramientas para que en el futuro puedas enfrentarte a situaciones similares.

Es una persona con mayor experiencia, que está dispuesta a escucharte, brindarte consejos, compartir tácticas o recomendarte acciones en base a lo que ya vivió con su empresa. Puedes aprender de su historia, de sus aciertos y errores, para tomar las mejores decisiones en tu negocio.

Un mentor es en sí, una proyección de ti mismo en un futuro, alguien con quien te identifiques y admires. Esa persona te ayudará a crecer para que formes tu propio camino, así en algún momento tú podrás seguir sus pasos y tal vez convertirte en mentor de alguien más.

Te puede interesar: Emprendimiento en cuarentena: los 8 negocios más rentables en Perú 

¿Cuál es la diferencia con un coach o consultor?

Un consultor te podrá ayudar en un área específica en que se desempeña, ya sea marketing, contabilidad, recursos humanos u otros. En otras palabras, es quien te brinda la solución para problemas puntuales y te ayuda a mejorar en ellos. Pero no necesariamente tiene una visión a largo plazo.

Por otro lado, un coach se enfoca más en la persona, el desarrollo de su habilidades blandas y todo lo que ello conlleva. Pero tal vez sus consejos no estén alineados con las habilidades para hacer empresa.

Ventajas de tener un mentor para tu emprendimiento

  1. Te aconseja. Como ya lo dijimos, el principal beneficio es que no estarás solo en el camino del emprendimiento, sino con alguien que ya lleva tiempo recorriendolo y conoce el sendero. Te guía para conducir la empresa en todo sentido, será clave para que tu desarrolles el liderazgo.
  2. Tienes más difusión. Tu mentor probablemente forma parte de otros grupos sociales donde puedes compartir tu emprendimiento. Es más, él o ella, con una reputación ya ganada podrán incrementar el boca boca cuando lo comentan con amigos o familiares.
  3. Se amplía tu agenda de contactos. El mentor te puede facilitar el acercamiento con algunas personas que se conviertan en aliados. Ya sea pasándote su teléfono y correo, o presentándote en algún evento.
  4. Conoces más experiencias únicas. Las historias o anécdotas que te cuenta el mentor no están en ningún libro o blog en línea. En algunos casos podríamos pasar alguna situación similar y sabríamos cómo actuar.

10 pasos básicos para comenzar tu emprendimiento

  1. Autoevaluación. Identifica tus fortalezas, tus áreas de experiencia y todo aquello que te ayude a formar un negocio.
  2. Identifica la oportunidad. Piensa en alguna solución a un problema común o en un producto innovador que pueda destacar en el mercado
  3. Investiga el mercado. Busca si alguien ya tiene un producto similar al que tienes o brinda un servicio parecido al que planeas lanzar.
  4. Aliméntate de las opiniones. Si tienes un producto o servicio nuevo, invita a conocidos que lo prueben y te digan qué tal les parece.
  5. Registra tu marca. Completa todo el proceso formal para constituir tu empresa y que otros no puedan tomar tu nombre o logo.
  6. Busca financiamiento. Puedes utilizar tus ahorros, pedir un préstamo al banco, buscar auspiciadores. Incluso ahora existen concursos y organizaciones donde puedes obtener el financiamiento para tu proyecto.
  7. Comienza la producción. Desarrolla tus productos o pon en marcha los procesos para brindar un nuevo servicio.
  8. Arma tu equipo. Conforme vayas creciendo necesitarás más manos para darte abasto a la demanda.
  9. Busca tus canales de venta. Si tu negocio es de consumo busca una ubicación estratégica para situar tu tienda. O si es online, optimiza tus procesos de marketing digital.
  10. Crece y mejora constantemente. Escucha a tus clientes e identifica oportunidades de innovación.

Si tienes un mentor, te ayudará mucho para desarrollar tu negocio, pero para iniciar necesitas tener claro un propósito, un plan de acción y los procesos que llevarás a cabo. ¡El cielo es el límite!

    Comentarios