ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Mini huerto: 5 alimentos que puedes sembrar en casa y cómo hacerlo

Blog Single

02/03/21

Ya sea en muros o en macetas, en jardín o en interiores, cultivar tu propio mini huerto en casa es posible. Además de darle un toque verde a tu hogar y hacerlo sustentable, tendrás a la mano ingredientes frescos y básicos para tu cocina, sin tener que ir al supermercado. 

Mini huerto: 5 alimentos que puedes sembrar en casa y cómo hacerlo

A continuación, te mostramos cómo cultivar frutas, verduras y especias de una forma sencilla y… ¡sin semillas!

Cebolla

  • Corta la raíz de la cebolla (la parte que tiene como pelitos). Luego, en una maceta con tierra fértil o composta haz un agujero de aproximadamente 5cm. y coloca las raíces hacia abajo. Cubre con un poco de tierra, para no ahogar la planta. 
  • También, puedes esperar a que la cebolla germine por sí sola (cuando veas que le salen tallos verdes por el lado opuesto a la raíz) y plantarla dejando 1/4 de la cebolla afuera con el tallo hacia arriba.
  • Riega cada 4 o 5 días, con regular agua.
  • Necesita luz directa o semisombra.

Mini huerto: 5 alimentos que puedes sembrar en casa y cómo hacerlo

Lechuga

  • Corta la lechuga a 2 dedos de la base. Ponla en un recipiente con agua, puede ser un vaso o frasco. La idea es que solo a base choque con el agua y sobresalga un poco de las hojas cortadas. Luego, ubica el recipiente en un ambiente con luz natural directa. Cada 2 o 3 días, cambia el agua.
  • En 2 semanas, podrás ver el rebrote.
  • Necesita sombra, en lo que brota, y luego semisombra.

Zanahoria

  • Corta la punta de la parte de arriba (o la cabeza) de la zanahoria y colócala en un recipiente con poca agua durante unos días. Cambia el agua cada 2 días y espera unos 10 días a que brote el tallo.
  • Ahora, puedes sembrarla en una maceta profunda (recuerda que las zanahorias crecen por debajo de la tierra. Cubre la planta, dejando los tallos expuestos.
  • Pon varios de estos brotes en una maceta rectangular. Su crecimiento es lento, así que paciencia.
  • Riega constantemente, la tierra siempre debe estar húmeda.
  • Necesita luz directa o semisombra.

Mini huerto: 5 alimentos que puedes sembrar en casa y cómo hacerlo

Albahaca

  • Corta un tallo de 10 cm y colócalo en un vaso con agua. Deja que le caiga la luz directa del sol. Debes esperar que broten raíces de 2cm., aproximadamente. 
  • Planta los brotes en una maceta mediana con tierra a 3/4 de su capacidad. 
  • Riega solo hasta humedecer, sin tocar las hojas. 
  • Bonus: Esta planta ahuyenta a las plagas, ayudando a tus otros cultivos a estar sanos.
  • Riego: Moderado.
    Necesita momentos de sol y sombra. Deja que le caiga la luz del sol entre 3 a 7 horas diarias.
  • Evita ponerla en donde haya mucho viento.

Fresas

  • Debes saber que los pequeños puntitos amarillos que ves en la piel de la fresa son sus semillas, por lo que sembrando esa parte tendrás unas deliciosas fresas creciendo en tu hogar. 
  • Corta la piel en donde veas que tiene más semillas, como si estuvieras pelando la fresa. Luego, colócala en una maceta con tierra o composta y cúbrelas con una ligera capa de la misma.
  • El riego debe ser constante, la tierra siempre debe estar húmeda.
  • Requiere luz, pero no en exceso. Procura que también tenga sombra.

Mini huerto: 5 alimentos que puedes sembrar en casa y cómo hacerlo

Recomendaciones para empezar un huerto en casa 

Estas son algunas claves para empezar un huerto en casa, incluso si tienes poco espacio.

  1. Busca un lugar donde caiga el sol. ¿En qué parte de tu hogar cae el sol la mayor parte del día? Es ahí donde debes ubicar tus plantas, para que tengan más probabilidad de crecer. Puede ser un balcón o una habitación bien ventilada e iluminada. Lo ideal es que tu huerto esté expuesto a la luz solar unas seis horas (si recibe menos, igual puede funcionar). Solo recuerda que los tomates, las berenjenas, los pimientos y otros vegetales necesitan mucha luz solar para producir frutos, pero tampoco tanta, ya que se pueden quemar las hojas de las plantas. 
  2. Utiliza macetas profundas y con huecos. Asegúrate que tus macetas tengan un agujero en la base, para que corra el agua cuando las riegues; y tengan una buena profundidad, para que las raíces puedan crecer. Recuerda que no todas las plantas tienen la misma raíz ni crecen de la misma forma, por lo que necesitarán un tipo de maceta según su tipo. Con recipientes entre 7 y 15 centímetros de profundidad se puede plantar casi todo.
  3. Nutre la tierra. Esta debe ser esponjosa para que permita la entrada de oxígeno y mantenga una buena humedad. Lo recomendable es que combines varios tipos de abonos o sustratos.
  4. Puedes utilizar semillas o brotes. Si quieres ver resultados más rápidos, siembra los brotes. Esto no es posible con las zanahorias, por ejemplo, pero sí con la lechuga, los tomates o las cebollas. Para no estropear las raíces, haz un agujero lo suficientemente grande. Después, presiona ligeramente el sustrato de alrededor de la planta y riega con una regadera.
  5. Riega lo necesario para cada planta. No todas necesitan la misma cantidad de agua ni se las debe regar de la misma forma. Algunas requieren que se les rocíe las hojas y otras que solo se rieguen las raíces. Además, dependiendo de la época del año, el riego varía. También, es mejor que uses regaderas para darles agua, en lugar de los chorros directos.
  6. Opta por la composta. La composta es muy fácil de hacer y solo necesitas residuos orgánicos.

Como ves, es muy simple sembrar tus alimentos en casa. Elige tus frutos favoritos y empieza a incursionar en el cultivo casero.

    Comentarios