ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Cómo leer etiquetas nutricionales

Blog Single

Luego de todo el debate que se armó en nuestro país alrededor del consumo de leche, solo una cosa queda clara, y es que los peruanos no estamos familiarizados con la idea de informarnos sobre los productos que elegimos para nuestro consumo. 


Puede parecer una costumbre sin importancia, después de todo, “ya sabemos de qué está hecha cada cosa", ¿no? Las frituras tienen sal y los dulces tienen azúcares; fin de la historia. Muchos piensan así. Sin embargo, hay mucha información que debemos conocer antes de comprar un producto y es nuestro deber usar este derecho como consumidores responsables. Para que lo hagas bien la próxima vez, aquí te explicamos cómo:



1. Tamaño de la porción

Indica el peso del producto y la cantidad de porciones que contiene el envase. Es importante recordar esta información al leer el resto de la etiqueta, ya verás por qué.


2. Calorías

Lo habitual es empezar especificando el número de calorías, pero aquí viene la confusión que muchos tienen: si por ejemplo, nos comemos un paquete de galletas cuya etiqueta dice que tiene 100 calorías (por porción), para saber el número exacto de calorías no hay que contar 100 por cada galleta que nos comemos, sino 100 calorías por cada porción ingerida. Y como ya sabemos, para conocer el tamaño de la porción solo hace falta ver la parte superior de la etiqueta.


3. Porcentajes del valor nutricional

Aquí se enlistan los valores nutricionales del alimento, empezando por los nutrientes más relevantes y los que se encuentran en mayor cantidad. Nosotros nos solemos guiar de una dieta que recomienda un consumo de 2000 calorías diarias. Esto quiere decir que todos los porcentajes expresados en la etiqueta, estarán en relación este número de calorías. Esto ayuda también a limitar el consumo de ciertas sustancias que, en exceso, resultan dañinas para nosotros, como sodio, grasas y azúcares. Si deseas consumir menos de un nutriente, procura estar por debajo del 5% en tu consumo diario 


4. Ingredientes

Por último, aquí se especifican los ingredientes del producto. No siempre está al final de la tabla, pero siempre se expresa en un porcentaje referente a lo que contiene una porción. Aquí podrás saber si estás consumiendo productos de origen natural, si lo que compras tiene preservantes y si es que la publicidad del envase no te está engañando al decirte que compras lo que en realidad no estás comprando.


Recuerda informarte a conciencia sobre lo que estás consumiendo y haz valer tus derechos como consumidor con las autoridades pertinentes. Lo importante es mantenerse informado. Estamos seguros que estos consejos te ayudarán. 

    Comentarios