ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

8 razones por las que siempre tienes ganas de orinar

Blog Single

05/04/21 

¿Has sentido la necesidad de orinar con más frecuencia de lo normal? ¿Vas al baño a cada rato, pero orinas muy poco? Las razones por las que siempre quieres ir al baño son muchas. Algunas causas requieren de tratamiento, pero otras son muy comunes y fáciles de solucionar. 

8 razones por las que siempre tienes ganas de orinar

Desde beber mucho líquido hasta enfermedades que afectan las vías urinarias. Orinar con frecuencia puede ser un problema causado por muchos factores. A continuación, te damos 8 razones por las que siempre tienes ganas de orinar.

1. Tomar mucho líquido o muy poco

Cuanta más agua y líquidos bebas, más necesitarás orinar. Esto también incluye a los alimentos con gran porcentaje de agua, como las frutas y verduras. Quizás, estás tomando tus 2 litros de agua diarios y consumiendo mucha fruta u otras bebidas. Si es así, es probable que estés ingiriendo más líquido de lo que necesitas. Apuntar en un cuaderno las veces que vas al baño en el día y el líquido que consumes puede ayudarte a comprobarlo.

De igual manera, beber muy poco líquido puede provocar una acumulación de productos de desecho del cuerpo en la orina. La orina altamente concentrada es de color amarillo oscuro y tiene un fuerte olor. Puede irritar la vejiga, aumentando la urgencia y la frecuencia con la que necesita ir al baño

2. Comer alimentos o tomar medicamentos con efectos diuréticos

Los alimentos con propiedades diuréticas facilitan el trabajo de los riñones al mejorar sus funciones y estimular el flujo de orina. Algunas infusiones, frutas (como la piña, sandía, pera) y verduras (como el apio, pepino, espárragos) tienen este efecto en nuestro organismo. Sin embargo, el exceso de estas sumado a los líquidos que bebemos durante el día, puede hacer que vayas al baño con más frecuencia.

Asimismo, hay medicamentos que se recetan para diversas dolencias que tienen un efecto diurético. En todo caso, puedes consultar con tu médico para saber si esta es la causa.

3. Tomar mucho café e infusiones

Popularmente, se cree que el café tiene un efecto diurético leve. Por lo tanto, si lo consumes con moderación, no habría ningún daño para la salud ni riesgo de deshidratación. Lo mismo sucede con algunas infusiones como el diente de león y la cola de caballo. Estas se recomiendan para la eliminación de toxinas y la buena salud de los riñones

4. Vejiga hiperactiva o incontinencia urinaria

La vejiga hiperactiva provoca una necesidad repentina y frecuente de orinar que puede ser difícil de controlar. Por ello, se describe como la pérdida del control de la vejiga o la involuntaria pérdida de orina. En este caso, es posible que sientas que necesitas orinar muchas veces durante el día y la noche, y también puede que experimentes una pérdida no intencional de orina (incontinencia de urgencia). 

Muchas personas sufren de incontinencia urinaria en algún punto de sus vidas. Las causas pueden ser el embarazo, los cambios asociados con la edad, afecciones neurológicas e infecciones bacterianas en las mujeres, que pueden irritar la vejiga y provocar la sensación de micción y, en algunos casos, la incontinencia.

8 razones por las que siempre tienes ganas de orinar

5. Vejiga pequeña

Este puede ser otro de los motivos por los que vamos mucho al baño. La vejiga suele tener una capacidad de 200-500 mililitros de agua, lo que equivale a una botella. Una vejiga pequeña se puede llenar con un par de sorbos. La buena noticia es que esta se puede entrenar para retener más líquido y expandirse.

6. Infección del tracto urinario

Una infección del tracto urinario (ITU) es una infección de los órganos del sistema urinario como el uréter, la vejiga, los riñones y la uretra. Las mujeres tienen un mayor riesgo de sufrir este tipo de infecciones que los hombres. Uno de los síntomas más fuertes de esta infección es la continua y fuerte urgencia de tener que miccionar.

7. Cálculos renales

Las piedras en el riñón son minerales y sal en forma rocosa hechos de ácido úrico o de calcio. Se desarrollan dentro del riñón y viajan a otras partes del tracto urinario, lo que provoca incomodidad o dolor. Esto causa la necesidad de ir al baño más de lo normal y significa que la piedra está en la parte baja del tracto urinario. Para esto hay tratamientos efectivos, pero debes consultarlo con un especialista.

8. Diabetes

Si las ganas de orinar van acompañadas de la necesidad de beber y la sensación de sed, el problema podría ser una diabetes no diagnosticada. En este caso, es necesario que acudas a un profesional de la salud para hacerte algunos análisis y empezar un tratamiento.

Si orinas con mayor frecuencia de lo que acostumbras y sin razón aparente o acompañado de otros síntomas, pide una consulta con tu médico. Recuerda que beber agua pura y mantener una buena hidratación es básico para la salud general de nuestro organismo y para que nuestros órganos funcionen de la mejor manera.

    Comentarios