ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

7 curiosidades sobre dormir que quizá no sabías

Blog Single

18/03/21

¿Sabías que pasamos más de un tercio de nuestra vida durmiendo? Al igual que la alimentación, dormir es necesario para nuestra supervivencia, le da a nuestro cuerpo un descanso y le permite prepararse para el día siguiente. Sin embargo, es más que eso y pasan muchas otras cosas mientras dormimos. A continuación, te contamos 7 curiosidades sobre dormir que quizá no sabías.

7 curiosidades sobre dormir que quizá no sabías

Hay muchas cosas que no entendemos sobre el dormir y el sueño, por lo que siempre han sido objeto de estudio. Para sacarte de algunas dudas, te dejamos algunas curiosidades comprobadas por la ciencia.

1. Nuestro cerebro puede reducir su tamaño, si dormimos mal

Un estudio de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, ha demostrado que, cuando se duerme poco de manera continuada o la calidad del sueño no es buena, el volumen del cerebro va disminuyendoEsta reducción repercute directamente en el lóbulo frontal, temporal y parietal del cerebro, zonas encargadas de importantes capacidades, como el lenguaje, el equilibrio o el tacto. Por este motivo, al no tener un descanso de calidad por un tiempo prolongado, es probable que nos sintamos confundidos, mareados, se nos dificulte razonar y hasta tengamos problemas para hablar. 

2. Al dormir, nuestro cerebro elimina “basura”

Investigadores de la Universidad de Rochester (EE UU) han liderado un estudio que demuestra la naturaleza reparadora del sueño. De la misma forma en la que los riñones limpian nuestra sangre, por la noche, cuando dormimos, nuestro cerebro expulsa subproductos de la actividad neuronal que se acumulan durante la vigilia; además de sustancias nocivas como la proteína beta-amiloide responsable de la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos neurológicos. ¿Cómo sucede esto? Al dormir, se activa un “sistema de limpieza”, en donde los vasos sanguíneos del cerebro aprovechan para eliminar residuos. El conocido como 'sistema glinfático' suple el papel del sistema responsable de la eliminación de residuos celulares en el resto del cuerpo –el sistema linfático–, cuya función no se extiende al cerebro.

3. No dormir lo suficiente hace que aumente el apetito

Numerosos estudios han demostrado que la falta de sueño reduce los niveles de leptina, la hormona reguladora del apetito y la saciedad. De hecho, dormir muy poco se vincula indirectamente a la obesidad. Por ello, es probable que si no has tenido un buen descanso, tengas más apetito durante el día, además de sentirte propenso a elegir comida poco saludable.

4. Todos soñamos, pero pocas veces recordamos nuestros sueños

¿Eres de los que dice que nunca sueña? La verdad es que sí lo haces, solo que no lo recuerdas. Cada sueño dura entre 5 y 20 minutos, y olvidaremos el 95% de ellos.

7 curiosidades sobre dormir que quizá no sabías

5. No todos los sueños son a colores

El ser humano sueña mayoritariamente en color. Sin embargo, un 12% de la población sueña exclusivamente en blanco y negro. Actualmente, la mayoría de los menores de 30 años afirma soñar en colores, algo que se atribuye a que nunca han visto la televisión en blanco y negro.

6. Las personas invidentes también sueñan, pero diferente

Según los científicos, los ciegos de nacimiento, al no poder ver durante la vigilia, tampoco lo pueden hacer mientras sueñan. Sin embargo, tienen sueños repletos de sensaciones táctiles, de movimiento y de sonido. Por otro lado, la mayoría de las personas invidentes, que pierden la vista por algún motivo, sí pueden soñar visualmente.

7. Existe un récord mundial sin dormir

En 1977, el libro Guinness de los récords registró que la señora Maureen Weston, de Cambridgeshire en Inglaterra, permaneció despierta 18 días (449 horas). Al final, experimentó alucinaciones y, en la actualidad, está prohibido realizar pruebas de éste tipo por el riesgo que implican para la salud.


Tener un hábito de sueño saludable es muy importante para la salud en general. Lo ideal es mantener un horario para acostarte y para despertarte. Recuerda que no todos necesitamos la misma cantidad de sueño. Lo normal en un adulto es dormir entre 7 o 9 horas al día, y no menos de 6 ni más de 10 u 11. Si crees que tienes problemas del sueño, acude a un especialista.

    Comentarios