ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

5 tips que debes conocer para ser un mejor conversador

Blog Single

 

Mucha gente piensa que ser un buen conversador es cuestión de palabrería, pero es mucho más que eso. Tanto en el plano profesional, como en el personal, ser una persona interesante con la cual entablar una conversación te resultará positivo.

Te dejamos cinco tips para mejorar tus habilidades de conversación y optimizar tu comunicación.

 

1. Nunca improvises y deja a un lado la verborragia.

Siempre piensa antes de hablar. La mejor forma de comunicarnos es habiendo pensado el mensaje que queremos transmitir (y cómo lo queremos trasmitir). Es mejor tomarse unos minutos para ordenar tus ideas y compartir tus pensamientos de la mejor manera. Si tienes en tu agenda un diálogo particularmente importante, ensaya con un amigo y recibe su opinión.

Asimismo, si eres de los que habla mucho y de cualquier cosa, aprende a controlar ese parloteo innecesario. Hasta la persona más interesante se vuelve abrumadora si no deja espacio para que los otros se expresen. Hablar más no es precisamente comunicarse mejor.

 

2. Tu punto de vista no es el único.

En una conversación, es muy probable que haya puntos de vista opuestos. Siempre ponte en el lugar de la persona que te está escuchando y piensa bien qué palabras emplearás, y qué volumen y tono de voz usarás. Si sabes que el otro podría opinar distinto a ti, anda preparado para sustentar tu postura alturadamente, contestar de manera coherente y sobretodo conciliar de acuerdo a la situación.

No seas irrespetuoso con la opinión de los demás por más que ellos se te impongan. Sé asertivo y cordial para mantener una buena relación. Si no te gusta la conversación, quédate callado o retírate cordialmente. No hay necesidad de desaprobar a los demás para sonar interesante. 

 

3. Prepárate para diferentes respuestas.

Si bien no se puede predecir con certeza cómo responderá la otra persona, anticipa cualquier respuesta inquisitiva o negativa para disminuir las probabilidades de que te tomen desprevenido.

Una buena estrategia es saber el contexto en el que vas a entablar la conversación. Toma en cuenta a quién o a quiénes tendrás en frente y a la situación en la que se van a encontrar. Adapta tu diálogo a los intereses de las personas para un buen entendimiento. No se trata de fingir sino de estar perfectamente ubicado en el contexto.

4. Contesta con lógica y razón, sin presumir.

Sin embargo, por más conocimiento que tengas de un tema, no debes caer en la presunción. Puedes pensar que te hará ver interesante, pero los demás te pueden ver como una persona arrogante y sabelotodo.

 

5. No olvides tu lado emocional.

Nunca subestimes la influencia que los sentimientos puedan tener en la percepción de tu mensaje. Piensa qué tipo de sensación evocan tus palabras. Por más objetiva que sea la conversación, muchas veces la emoción puede pesar más que la razón. No debes alzar la voz ni usar un tono despectivo. Por el contrario, puedes emplear un tono suave y claro.

Bonus: Escucha y observa.

Un buen conversador debe ser primero un excelente “escuchador”. Esta es una de las mejores virtudes que puedes encontrar en alguien, ya que demuestra respeto e interés. Además, escuchar te permitirá hacer las preguntas o comentarios pertinentes, sin interrumpir al otro.

De igual manera, debes observar a quien tienes en frente. ¿Se ve relajado o nervioso? ¿Te mira fijamente o es esquivo? ¿Se ve interesado o incómodo? Descifrar a tu interlocutor te ayudará a saber si lo que estás diciendo (y cómo lo estás diciendo) está funcionando o no.

https://www.entrepreneur.com/article/268855

 

    Comentarios