ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

5 leyendas peruanas que quizá no conocías

Blog Single

28/07/20

Existen innumerables leyendas peruanas llenas de misticismo y religión. Ya sea en la costa, sierra o selva del Perú; a donde vayas encontrarás historias fantásticas que buscan interpretar acontecimientos y descifrar enigmas. Estos mitos son parte de nuestro legado cultural, de las costumbres, tradiciones y creencias que se han transmitido de generación en generación. A continuación te contamos 5 leyendas peruanas que quizá no conocías.

El pueblo de Narihualá (Piura)

Cerca de la ciudad de Catacaos, hay un pueblo llamado Narihualá. Se trata de un pueblo que ha sido habitado por distintas tribus. Al enterarse de la llegada de los conquistadores, los últimos pobladores de Narihualá decidieron enterrarse vivos, junto con todas sus riquezas, de manera que no pudieran ser robadas.

Entre sus objetos más preciados había una enorme campana de oro. Se encontraba colgada de un gran templo que los españoles no tardaron en hallar. En el intento de capturarla, la campana se desplomó en el sueño y se hundió entre la tierra, y los conquistadores no pudieron encontrarla.

Se dice que cada Viernes Santo se aparece un pequeño hombre de esta antigua tribu. Lleva en sus manos un candil (lámpara antigua) encendido y una pequeña campana que hace ruido. Este hombre guía a los pobladores hacia los objetos enterrados, quienes han hallado perlas y objetos de oro. También cuenta la leyenda que hay una maldición para cualquier forastero que intente poseer estos tesoros.

El Muqui (Sierra)

Probablemente, esta es una de las leyendas más conocidas de la sierra peruana. El Muqui es un duende de menos de un metro de estatura, fornido y su cabeza está unido al tronco. Tiene cabello rubio, barba larga blanquecina y habita en las minas de la sierra.

Este personaje obstaculiza la labor de los mineros, escondiendo sus herramientas, haciendo ruidos o desapareciendo minerales; pero también puede facilitarles el trabajo, todo depende de la empatía que tenga el duende con los trabajadores. Se dice que, si alguien llega a atraparlo, el Muqui deberá trabajar para la persona o darle una gran cantidad de oro.

 

5 leyendas peruanas que quizá no conocías

 

El demonio de Los Andes (Ayacucho)

El demonio de Los Andres recibe el nombre de Jarjacha, criatura parte humana y parte alpaca, de dos a tres cabezas que aparece en diversas ciudades de Ayacucho. Su nombre se debe al tenebroso alarido que propaga: “jar, jar, jar”.

Según cuenta la leyenda, este monstruo nació a raíz del incesto, lo cual lo llevó a convertirse en un ser maligno que sale todas las noches a matar. Para ello, hipnotiza a sus víctimas mirándolas a los ojos. La única forma de salvarte es con un espejo, pues si hay algo que el Jarjacha no soporta, es mirarse a sí mismo. Se dice también que los insultos podrían salvarte.

El Tunche (Selva)

Este es uno de los mitos más conocidos de la selva peruana. El Tunche, que era una expresión indígena que significa “miedo”, es el nombre como se le conoce a este ser que vaga por las noches en la selva. Sobre su origen y apariencia existen muchas versiones. Hay quienes afirman que puede tomar la forma de cualquier pariente o amigo de la víctima y así facilitar el acercamiento. Otros aseguran que es un alma atormentada que vaga en las noches para castigar a las personas, o de repente es un novio enamorado que fue asesinado por su futuro suegro.

Lo que caracteriza a esta criatura es el silbido que emite, que, según las personas que han logrado escapar, se agudiza mientras se va acercando. El destino de las víctimas es otro misterio, no se sabe si las deja morir de hambre, las devora o simplemente las abandona a su suerte.

5 leyendas peruanas que quizá no conocías

El Chullachaqui (Iquitos)

Esta es la leyenda de un demonio de baja estatura que usa una capucha y que, para algunos lugareños, es el responsable de la desaparición de muchas personas. El Chullachaqui o duende de los bosques, tiene la habilidad de transformarse en cualquier persona o ser querido de la víctima y así atraparla; pero lo que este ser no puede ocultar con facilidad es su pata de cabra, que es la única forma que los pobladores tienen para reconocerlo. Su nombre es la unión de dos palabras quechuas “chulla” (diferente) y “chaqui” (pie).

El Perú siempre ha despertado mucha curiosidad, no solo por su deslumbrante belleza paisajística y biodiversidad, sino por los misterios y leyendas que se tejen en su territorio. Estos relatos suelen terminar con una moraleja, que pretende enseñar las creencias locales a quien los escucha. Sin duda una forma muy interesante de conocer la historia de nuestro país.

    Comentarios