ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

5 formas de hacer abono orgánico casero para plantas

Blog Single

13/05/21 

¿Sabías que puedes hacer tu propio abono casero para plantas utilizando algunos residuos de alimentos? En casa tenemos ingredientes 100% naturales que podemos usar para nuestro compost casero, que aportan más nutrientes al suelo que otros fertilizantes y que, además, son amigables con el medio ambiente. A continuación, te contamos cómo hacer abono orgánico para tus plantas.

5 formas de hacer abono orgánico casero para plantas

Además de incrementar la fertilidad y viabilidad del suelo en donde quieres que tus plantas crezcan fuertes y hermosas, son muchas las ventajas de usar abonos y fertilizantes orgánicos, y más si son hechos en casa. De esta manera, estaremos aprovechando los desechos de nuestros alimentos y generando menos basura. Entonces, ¿cómo hacer abono casero? Toma nota.

1. Abono de cáscara de plátano.

 

 

Uno de los mejores ingredientes para hacer abono orgánico es la cáscara de plátano. Esto gracias a su contenido de potasio, un mineral esencial que, después del nitrógeno, es uno de los nutrientes más importantes para las plantas. Además, de intervenir en la fotosíntesis y la formación de tejidos resistentes, ayuda a revitalizar las plantas cuando disminuyen su floración o adquieren un aspecto opaco.

5 formas de hacer abono orgánico casero para plantas

¿Cómo hacerlo?

  • Corta las cáscaras de plátano en varias tiras y ponlas a hervir en una olla con agua durante 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, apaga el fuego y espera que repose.
  • Por último, rocía el líquido por los alrededores de la planta. Si deseas, le puedes dejar las cáscaras.

2. Abono de vinagre de manzana.

El ácido acético que contiene el vinagre de manzana puede ayudar a fertilizar las plantas que crecen en suelos ácidos. La absorción de sus nutrientes ayuda a mantener en buen estado la planta y evita que sus hojas tengan un aspecto quemado.

¿Cómo hacerlo?

  • Agrega una cucharada de vinagre de manzana en el agua de regar las plantas y úsalo como de costumbre.
  • Aplica la mezcla, por lo menos, una vez al mes.

3. Abono con cáscaras de huevo.

Para hacer este abono orgánico, se suelen usar otros ingredientes naturales. Sin embargo, también puedes usar las cáscaras de huevo por sí solas, ya que contienen altas dosis de calcio y evitan la podredumbre apical en plantas como tomate, pimiento y berenjena.

5 formas de hacer abono orgánico casero para plantas

¿Cómo hacerlo?

  • Tritura varias cáscaras de huevo e introdúcelas en el fondo de tus plantaciones.
  • De modo opcional, pon a secar las cáscaras y conviértelas en un polvo fino usando un moledor.
  • Luego, aplica el polvillo en los alrededores de la planta.

4. Abono de cenizas de madera.

Utilizar abono orgánico de cenizas de madera puede ayudar a la maduración de las flores y frutos de varias plantas. Este elemento natural contiene altas dosis de potasio y fósforo, minerales necesarios para el enriquecimiento del suelo. Además, contiene sustancias que repelen a las hormigas y otro tipo de insectos que podrían dañar tus plantitas. Sin embargo, debes evitar usar este tipo de abono en especies de tierra ácida, ya que altera el pH del suelo.

5 formas de hacer abono orgánico casero para plantas

¿Cómo hacerlo?

  • Diluye una buena cantidad de cenizas de madera en agua. 
  • Luego, riega este líquido sobre tus plantas. 
  • Si lo prefieres, puedes esparcir una capa fina de cenizas a 2 o 3 centímetros de distancia del tallo de la planta.

Ojo: Debes comprobar que las cenizas no provengan de maderas comprometidas con metales pesados o elementos contaminantes, ya que podrías arruinar tus plantas o tu jardín.

5. Abono con algas.

Las algas son un tipo de abono orgánico que es poco conocido. Este ingrediente natural, que puedes conseguir tanto fresco como seco, contiene poderosos oligoelementos que sirven como alimento para los microbios “buenos” que habitan en el suelo. Su uso ayuda a mantener las plantas con un aspecto saludable, evitando que se marchiten, y las protege contra algunos microorganismos que les producen enfermedades.

¿Cómo hacerlo?

  • Pica una buena cantidad de algas y agrégalas en un balde con agua.
  • Tapa el balde y deja reposar durante 2 o 3 semanas.
  • Pasado este tiempo, usa el líquido para empapar el suelo.
  • Para plantas pequeñas, basta con aplicar 2 tazas del líquido. Si la planta es mediana o grande, puedes rociar de 4 a 6 tazas.

Una forma barata de fabricar fertilizante es utilizando los desechos orgánicos que generamos diariamente en nuestro hogar. Así, nos aseguramos de que nuestras plantas reciban los nutrientes que necesitan para crecer saludables. ¿Te animas a probar estos abonos caseros?

    Comentarios