ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

7 cosas que suceden con tu cerebro cuando besas

Blog Single

La química con otras personas existe. Pero quizá te sorprenda dónde sucede: en tu cerebro. Distintos procesos se dan inicio de manera simultánea en tu cabeza cuando besas a alguien e inicias esa conexión íntima que se genera en el momento del beso. ¿Quieres saber qué pasa en tu cabeza cuando un beso es demasiado bueno como para cortarlo? Estos son algunos de los estados por los que pasa tu cerebro al momento de besar.

1. Se pone nervioso

Esa ansiedad que se manifiesta a través de temblores, sudor y un estupor que paraliza en un determinado momento es tu cerebro ancitipándose a ese momento antes de que ocurra. En esos instantes es que tu flujo sanguíneo se inunda con una hormona llamada norepinefrina, también conocida como la hormona del estrés. Así que ya sabes, no es temor o cobardía, solo una hormona que prepara a tu cuerpo para lo que se viene. ¡Y eso es bueno!

2. Recibe más oxígeno

Un buen beso es apasionado, prolongado e intenso. Y eso se traduce directamente en más oxígeno para tu cerebro. Ocurre que durante el momento de la verdad, tus vasos sanguíneos se dilatan, con lo que el torrente sanguíneo aumenta y el oxígeno llega directamente a tu cerebro. Esa sensación vigorizante que experimentas en los puntos más intensos de un beso proviene de ahí.

3.Se llena de oxitocina

Otra hormona se libera cuando besas y es la oxitocina, la responsable de regular nuestro estado de ánimo y transportarnos a flotar sobre una nube. Lo que es sorprendente es cómo mientras más beses, más oxitocina segregas, por lo que la sensación puede ir en ascenso hasta que los labios se separen. Una droga natural y sin efectos nocivos. 

4. Se vuelve 'adicto'

Usamos las comillas porque no tomamos a la ligera este término, pero sí queremos explicar que el estímulo que recibe tu cerebro durante un beso es muy similar al que proviene de consumir drogas como la cocaína. Ello debido a que además de las hormonas antes descritas, también segregamos dopamina al momento de besar y experimentar esa pasión transitoria. ¿Alguna vez te has preguntado por qué hay gente a la que sencillamente no puedes dejar de besar? Bueno, ahí está la respuesta. 

5. Te lleva a tener sexo

La cercanía que genera un beso también nos permite intercambiar información con la persona a la que estamos besando. A través de la saliva intercambiamos hormonas sexuales con nuestra pareja y eso envía un mensaje claro al cerebro: esta es una persona con la que puedes potencialmente reproducirte (o aparearte, en términos científicos). Pero como tenemos ritos más sofisticados que los del resto de mamíferos, solemos convertir eso en una noche intensa e inolvidable. Felizmente. 

    Comentarios