ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

15 consejos que debes conocer si quieres trabajar en el extranjero

Blog Single

Trabajar en el extranjero es una experiencia enriquecedora. Pero conseguir un buen empleo y establecernos cómodamente depende muchísimo de las precauciones tomadas antes del viaje. 

Por lo general, quienes deciden emigrar siguiendo un impulso, tardan más en estabilizarse. Así que tomemos tiempo para organizarnos. Este artículo nos ayudará con eso.

Paso 1: Considera todas tus opciones e investiga a fondo

Trabajar en el extranjero

Evalúa tus posibles destinos para trabajar en el extranjero

Muchas personas deciden trabajar en el extranjero, pero no se toman el tiempo de investigar sus opciones. Eligen un país sin pensarlo mucho, quizá porque tienen familia allí, y comienzan desde cero.

¿Cuál es el problema con esto? Para empezar, pasan malas experiencias en sus primeros empleos. Por desconocer cómo funciona el sistema de trabajo, terminan laborando más horas de las legalmente permitidas, cobran menos de sueldo mínimo o incluso sufren despidos injustificados que no son indemnizados.

Y eso solo en el aspecto laboral. Porque la lista crece todavía más si consideramos las búsquedas de alquiler, los costos de vida, pagos de impuestos y todo un mundo de factores que toman por sorpresa al desprevenido.

Tu primera tarea si quieres trabajar en el extranjero es evaluar opciones. Quizá en países cercanos al que deseas, la oferta laboral sea mucho mejor. O los trámites migratorios mucho más sencillos.

No te quedes con una sola opción. Estudia al menos 3 o 4 países antes de elegir tu destino final.

¿Qué trámites migratorios exigen?

Lo primero que debes investigar cuando analices tus opciones, son los trámites migratorios que exige cada país. Visas de trabajo, permisos, homologación de títulos y todos los requisitos necesarios para vivir y trabajar en el extranjero. 

Encontrarás que tu región tiene alianzas con otras naciones y eso es una ventaja en muchos casos. Como también te toparas con países que ponen muchísimas trabas para ejercer tu profesión.

Este es el primer factor que te ayudará a depurar la lista de alternativas. 

Investiga: Únete a comunidades en redes sociales

¡Bienvenidos a la era millenial!  Investigar nunca fue tan sencillo como ahora. 

Te sorprenderá saber que hay miles de comunidades en redes sociales para migrantes. De hecho, encontrarás decenas de grupos de peruanos en casi cualquier país del mundo. Haz la prueba, coloca en el buscador de facebook la frase “Peruanos en…” y verás toda una lista de opciones.

Nada es más confiable que el testimonio de otro coterráneo. Estos espacios de consulta son ideales para evaluar experiencias, anécdotas laborales y solicitar información sobre temas que te preocupan.

Saca cuentas: Sueldo estimado, costo de vida e impuestos

Parte de la información que encontrarás en estos grupos, está relacionada con sueldos y costo de vida. Información que es determinante para tu decisión final.

Saquemos cuentas. ¿Cuánto es el sueldo mínimo? ¿Para qué me alcanza? ¿Podré ahorrar? ¿Qué tanto puedo llegar a ganar en mi área? 

Evalúa condiciones laborales: Beneficios, leyes y normativas

Lo siguiente que debes investigar, son las condiciones laborales de trabajar en el extranjero. ¿Cuáles son los beneficios por contrato?, ¿qué descuentos de ley debemos considerar?, ¿cada cuándo hay renovaciones?, ¿qué instancias apoyan a migrantes en casos de violación a las normas laborales? 

¿Conoces el idioma?

Finalmente, pero no menos importante, debes dominar el idioma del país destino. O como mínimo, saber inglés.

Las oportunidades laborales se reducen notablemente en países anglosajones, germánicos o de otras lenguas romances (Portugués, Catalán, francés y similares) cuando no conoces el idioma. Ni hablar de las lenguas asiáticas.

Cómo mínimo tienes que tener conocimiento intermedio o avanzado de inglés para conseguir un buen trabajo. 

Con todos estos factores sobre la mesa, puedes tomar la mejor decisión para trabajar en el extranjero.

Paso 2: Elige a dónde irás y contextualizate 

Trabajar en el extranjero

No descartes empezar con prácticas profesionales

Ahora que elegiste un país, es momento de abrir tu abanico de posibilidades.

Conseguir trabajo en tu área no es tan sencillo para extranjeros, a menos que sean recomendados. 

Sin embargo, hay una técnica que da excelentes resultados para ir escalando oportunidades: hacer prácticas profesionales.

Iniciar como becario es una excelente oportunidad para demostrar tu talento e ir conociendo a las personas correctas. De este modo podrás obtener un empleo profesional mucho más rápido.

Fórmate en áreas con alta demanda de empleados

También es necesario que tengas un plan B bajo la manga. En todo país encontrarás tres tipos de trabajo: los informales (que son mal pagados y muy explotadores), los que requieren cierto nivel de formación (farmacéutico, chef, fotógrafo y similares) y los profesionales que exigen título universitario.

Nuestro consejo es que te formes en las áreas con mayor demanda. Por ejemplo, haz un curso de farmacia o de cocina. También puedes inscribirte en talleres  intensivos de fotografía. 

Actualiza tu curriculum y postula en bolsas de trabajo

Si tienes una carrera, tu primer objetivo debe ser conseguir trabajo en esa área. Y gracias al internet, puedes hacerlo desde tu casa. 

Actualiza tu curriculum y adaptalo al estilo que exige el país destino. Aquí te dejamos un interesante artículo sobre cómo crear un curriculum con gancho.

Seguidamente, suscríbete en bolsas de trabajo y comienza a ver opciones. Postula a los empleos que te resulten interesantes y aprovecha para conocer las responsabilidades que piden muchos patronos.

En el mejor de los casos, podrías irte con una buena oferta de trabajo en el bolsillo.

Busca grupos en redes sociales asociados a tu profesión

Este consejo no lo encontrarás en otro blog de internet. Es un tip excelente y que debes aplicar a la par que postulas en bolsas de trabajo.

Actualmente hay grupos en redes sociales para casi todo. Pero muy particularmente en facebook y Linkedin, hay muchas oportunidades de empleo si sabes cómo buscar.

En facebook te recomendamos buscar grupos profesionales de tu área. Muchas ofertas son publicadas en estos espacios porque resultan más económicos que colgar un anuncio en una página de postulaciones. 

En Linkedin, lo más recomendable es actualizar el currículum y optimizarlo para que luzca atractivo a ojos de los headhunters. Muchas empresas prefieren buscar a los profesionales sin hacerlo público. De modo que revisan perfiles, evalúan la experiencia, consideran las referencias y si les gusta todo, te contactan directamente.

Busca alojamiento temporal para trabajar en el extranjero

Trabajar en el extranjero, cuando no tienes familia o amigos que te reciban, puede comprometer tu bolsillo. 

Aunque tengas un buen suelo de dinero, lo más inteligente es ahorrar hasta que tengas una entrada fija de ingresos. Esto implica ahorrar en alquiler.

Para comenzar, puedes buscar un hostel donde cobren económico. Esto te ayudará más de lo que imaginas. 

Luego, considera vivir en modo roommate. Tu bolsillo te lo agradecerá.

Ponte al día con tus trámites migratorios en Perú

Finalmente, ponte al día con tus trámites en Perú. Saca todos tus papeles, apostilla tus títulos y pide referencias de antiguos trabajos. 

Ahora estás listo para comprar ese pasaje de ida.

Paso 3: Organiza tus tiempos e intégrate a la nueva cultura

Trabajar en el extranjero

Equilibra tu trabajo y tiempo libre

¡Enhorabuena! Ya te mudaste y conseguiste empleo. Ahora lo que sigue son algunos consejos de vida.

Primero que nada, no todo es trabajo. Trabajar en el extranjero es una excelente oportunidad para conocer otra cultura, para aprender cosas nuevas. 

Así que equilibra tus tiempos, recuerda que solo se vive una vez.

Visita, conoce, aprende

Todos los países tienen un amplio mapa turístico que debes marcar incluso antes de mudarte. No temas explorar y conocer cada rincón del país. 

Viaja tanto como puedas y aprende todo sobre quienes te reciben. Son experiencias que vale la pena vivir. 

No pierdas contacto con tus raíces

Finalmente, no te olvides de tus raices. Trabajar en el extranjero tiene una carga emocional importante. Es normal sentirse solo y extrañar a la familia.

Llámalos constantemente, no pierdas el contacto con tus raíces. De este modo podrás disfrutar a plenitud cada momento.

 

También te puede interesar: Estos son los países a los que puedes viajar sin pasaporte

    Comentarios