ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

10 consejos para trabajar desde casa

Blog Single

Si todavía no te acostumbras a esto del teletrabajo y estás estresado: respira. Cumplir home office puede ser bastante fácil (y conveniente) si te organizas bien. En este artículo te dejamos nuestros mejores consejos para trabajar desde casa sin perder la cordura. 

Primera ley del home office: Levántate a la hora de siempre

El mayor error que puedes cometer al trabajar desde casa, es dormir más de la cuenta. 

Al hacerlo, no solo desajustas tus horarios de trabajo e incumples con tus asignaciones del día, sino que además mal acostumbras a tu cuerpo. Al regresar a la oficina, se hará complicado retomar tu rutina de todos los días.

Por otro lado, levantarte a la hora de siempre te hará sobrellevar mejor el teletrabajo. Para rendir en tus responsabilidades, es necesario establecer y respetar una rutina. Caso contrario, abrirás paso a las distracciones.

Mejora tu rendimiento preparando una checklist

Checklist para trabajar desde casa

El mejor aliado que puedes tener durante el home office, es una lista de tareas (checklist). Ordenar tus responsabilidades del día y tenerlas a la mano, es una forma efectiva de cumplir con todas las asignaciones. 

Crea tu checklist y colócalo en un lugar visible, donde puedas verificar constantemente el estatus de tu trabajo. Establece horas para la resolución de cada tarea. Y cuando termines, recuerda tacharlo de la lista.

Esta sencilla práctica envía una señal a tu cerebro de satisfacción por objetivos alcanzados, que te motiva a cumplir cabalmente con el resto de los pendientes.

Intentalo, los resultados te sorprenderán. 

Ordena tu área de trabajo (escritorio organizado, mente organizada)

Un detalle tan sencillo como este, puede mejorar significativamente tu rendimiento. 

Cuando trabajas en un espacio desordenado, es difícil concentrarse. Es por esta causa que generalmente terminas atendiendo otras actividades ajenas a tu jornada laboral. 

Para trabajar desde casa, es necesario disponer de un espacio cómodo y ordenado. Que te permita focalizar tus pensamientos en una sola tarea.

Muy importante: Necesitas una mesa y una buena silla

Puede parecer que trabajar desde el sofá o la cama es muy cómodo. Pero luego de un par de horas, tu cuerpo se resentirá. 

La mala posición afecta tu espalda y cuello, también sentirás malestar en las piernas. Y en ocasiones, la tensión se acumulará en tus hombros y coxi. 

Es importantísimo contar con un escritorio o mesa. Además de una buena silla. Este es el secreto para trabajar por horas, sin comprometer tu salud.

El secreto mejor guardado del teletrabajo: ¿Pijama o ropa casual?

trabajar desde casa - home office

Puede parecer un detalle insignificante, pero tiene su lógica. En internet encontrarás cientos de recomendaciones, pero la verdad es que la respuesta depende mucho de tu comodidad. 

Algunos recomiendan vestirse como lo harían para ir a la oficina, porque eso estimula el cerebro y te hace asumir el home office como lo que es: un día de trabajo. Eso está perfectamente bien y tiene muy buenos resultados.

Pero quienes han trabajado casi toda su vida en remoto, aseguran que puedes permanecer en pijama si eso te ayuda a cumplir tu jornada más cómodamente. Eso sí, arreglándote lo necesario para videoconferencias o reuniones corporativas a través de Hangout, Skype o Zoom.

Atrévete a experimentar y descubre cuál de los dos métodos se adapta mejor a tu personalidad.

Segunda ley del home office: No hagas labores del hogar en tu horario de trabajo

Este consejo se alinea con varios de los anteriores: disponer un área de trabajo, tener tu escritorio organizado, hacer una checklist y cumplir con los horarios establecidos. 

Un error garrafal es pausar tu trabajo para cumplir con labores del hogar. Porque aunque no lo pienses de ese modo: el tiempo pasa volando. Terminarás agotándote por tareas ajenas a tus responsabilidades del día y como resultado: acumularás los pendientes, acabarás trasnochándote o en el peor de los casos, incumplirás con tus asignaciones.

Dile a tu familia que debes trabajar en casa: Establece límites

Este es un punto delicado. Cuando no estás familiarizado con el teletrabajo, tu familia acaba por acaparar tu tiempo. Especialmente pareja e hijos. 

Para evitar que esto ocurra, es necesario establecer límites.

Explícale a tu familia cómo funciona el home office, pídeles que respeten tus horarios. Prueba trabajar en tu habitación o en un espacio apartado de la casa.

Si tus labores requieren mucha concentración y hay mucho ruido, te recomendamos utilizar audífonos. Algunos prefieren poner música, otros rinden mejor con sonido blanco. Lo importante es que lo que escuches contribuya con tu programación diaria.

Mantén contacto con tu equipo de trabajo

videollamada al trabajar desde casa - home office - teletrabajo

Otro truco que funciona bastante bien para trabajar desde casa, es mantener contacto con otros miembros del equipo.

Hay muchas herramientas digitales que permiten una comunicación fluida a través de internet, como Zoom, Hangout, Skype, Whatsapp e incluso Facebook.

El trabajo en equipo mejora el rendimiento, aumenta la motivación y te permite involucrarte más en tu rol. Así evitas caer en los vicios negativos del teletrabajo.

Descansa cuando debas hacerlo

Al igual que en tu oficina, tómate tu descanso de mediodía para almorzar. Incluso si sientes que estás muy estresado, puedes disponer de un tiempo para ti.

Esta es una de las ventajas de trabajar desde casa: puedes organizar y controlar tus tiempos. Siempre y cuando cumplas con tus responsabilidades diarias.

Al trabajar desde casa no sobrepases tus tiempos

Finalmente, no excedas tus tiempos. Así como te animamos a respetar tus horarios de trabajo, también es necesario respetar tus momentos libres. Este equilibrio es la clave para un buen rendimiento.

Uno de los vicios más comunes del teletrabajo, es utilizar el tiempo de tu jornada laboral para otras actividades y acumular las asignaciones para la noche o madrugada. En consecuencia no descansas lo suficiente y tu rendimiento disminuye al día siguiente. 

La organización es fundamental para que esto no ocurra, si sigues al pie de la letra nuestros consejos, de seguro cumplirás con todas tus responsabilidades y no te sentirás agobiado. 

Haz la prueba y notarás rápidamente buenos resultados.

 

También te puede interesar: 6 tips para decorar tu espacio de trabajo en casa

    Comentarios