ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Perder peso fácilmente: Mitos y verdades sobre la activación del metabolismo

Blog Single

Todos tenemos a un amigo o conocemos a alguien que, por más que coma y coma, parece no subir de peso, y cada vez que preguntamos el por qué, nos dicen algo como “Así es mi metabolismo” o “Tengo el metabolismo acelerado”, sin saber exactamente qué significa eso.

Si bien el metabolismo influye bastante, a lo largo de los años y las incontables dietas, han surgido muchos mitos alrededor de él, por eso, en esta nota, vamos a aclararlos todos. Pero primero, te explicaremos qué realmente es el metabolismo.

 

 

Cuando hablamos de metabolismo, hablamos del proceso que realiza nuestro cuerpo al transformar los alimentos que ingerimos en energía. Si bien todos llevamos a cabo este proceso de manera natural, algunas personas queman energía más rápido que otras, y por ese motivo pueden comer más sin verse perjudicadas. Al metabolismo de estas personas se le conoce como metabolismo rápido, mientras que aquellos que presentan mayor dificultad para procesar alimentos en energía, tienen un metabolismo lento.

 

Ahora, si quieres conocer tu tipo de metabolismo entra a nuestra nota sobre los tipos de metabolismo.

 

Con esto ya resuelto, llegó la hora de conocer los 5 mitos más comunes:

 

Mito 1: El ejercicio acelera el metabolismo incluso horas después de terminar

Si bien es cierto que uno quema más calorías al realizar una actividad física, ya sea cardiovascular o de fuerza, este incremento en uso de calorías o energía solo ocurre mientras estamos haciendo el ejercicio en cuestión. Una vez terminado, el metabolismo volverá a su ritmo normal, al no necesitar procesar más energía de manera irregular.

 

 

 

Mito 2: Comer ciertos alimentos puede acelerar el metabolismo 

Todos hemos escuchado que debemos tomar té verde, café o incluso ajíes picantes para acelerar el metabolismo y bajar de peso. Esto no es cierto. Si bien algunas propiedades de estos alimentos pueden dar un pequeño estímulo al metabolismo, no son suficiente para marcar una diferencia en el peso de la persona.

 

Mito 3: Hacer comidas pequeñas durante el día acelera el metabolismo 

Algo más que hemos escuchado con mucha frecuencia es que comer varias comidas pequeñas durante el transcurso del día acelera el metabolismo y favorece la pérdida de peso. Si bien son muchas las personas que recomiendan esto, desafortunadamente hay muy poca evidencia científica de que esto sea realmente cierto. Hay personas que deciden hacer ayuno intermitente, otras que comen 5 veces al día y otras que con 3 buenas comidas les basta, y todas ellas obtienen resultados. Lo importante no es tanto como lo distribuyes, sino más bien no sobrepasar tu límite de calorías diarias sin pasar hambre.

 

Mito 4: Dormir bien por la noche es bueno para el metabolismo

Un buen descanso favorecerá tu salud de muchas maneras posibles, y si haces ejercicio, ayudará a que tus músculos se recuperen y crezcan más rápido. Sin embargo, no hay evidencia de que acelere tu metabolismo.

 

Mito 5: Subimos de peso a medida que envejecemos porque el metabolismo se desacelera

Si bien es cierto que el metabolismo tiende a desacelerar un poco con el pasar de los años, no suele ser la razón por la cual subimos de peso al hacernos mayores. La verdadera razón es que, mientras más años tenemos, menos actividad física realizamos. Compara tu actividad física cuando eras niño, todo el día saltando y correteando, luego de adolescente, jugando, saliendo a la calle, yendo al gimnasio; y ahora de adulto, gran parte del día en la oficina.

Para evitar esto, asegúrate de que el deporte o la actividad física sea parte de tu estilo de vida, por lo menos 3 veces por semana, y así no subirás de peso por más mayor que sea.

 

 

 

Así que, como podrás ver y para concluir, no a todos nos afecta de la misma manera las dietas y los ejercicios, pero sí todos nos beneficiamos de un estilo de vida saludable. Come sano, reduce las grasas y el azúcar, realiza deporte con frecuencia, y verás los resultados que andas buscando.

Además, no olvides la importancia de consultar siempre con un nutricionista o especialista, para saber exactamente qué es lo mejor para ti y tu cuerpo.  

 

    Comentarios