ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Conoce estos ejercicios a prueba de flojera

Blog Single

¿Quieres ejercitarte, pero no puedes? Las razones que impiden mantenerte en actividad pueden ser variadas, empezando por la más conocida: la falta de tiempo. 

El pésimo horario de trabajo, responsabilidades como cría a los hijos o la falta de dinero para poder pagar el gimnasio, son otros de los motivos, que si se analizan detenidamente no son más que excusas. Tu sabes muy en el fondo que la flojera se apodera de tu cuerpo y esa es la única razón por la que no te ejercitas. 

Comenzar a ejercitarte de golpe en un gimnasio haciendo máquinas o ejercicios de alta intensidad pueden dejarte el cuerpo adolorido el primer día y llevarte a abandonarlo y ello debido a la falta de costumbre. Si piensas comenzar a ejercitarte, prueba con ejercicios que puedas hacer en tu casa, que no te tomen mucho tiempo y que sean fáciles de hacer.

Empezar de a pocos es la clave y estos tres simples ejercicios son lo que necesitas para iniciarte. 

Plancha con flexión de cadera

Apoya tus manos y pies en el piso, como si fueras a hacer planchas, pero tus brazos tienen que estar en todo momento estirados. Mantén tu cuerpo recto, desde los talones hasta los hombros. En esa posición eleva tus caderas lo más que puedas, luego regresa a tu posición inicial. Mientras bajas bota todo el aire.

Repeticiones: 3 series de 10 repeticiones. Entre cada serie descansa 30 o 40 segundos.

Extensión de pierna y brazo

Tírate en el piso boca arriba y extiende la pierna y brazo derecho. La pierna izquierda tiene que estar flexionada. Mantén esa posición por cinco segundos. Haz lo mismo con la pierna y brazo izquierdo.

Repeticiones: 3 series de 10 repeticiones. Al terminar cada serie tómate un descanso de 30 segundos.

Desplazamiento en el sitio

Pon las manos en la cintura y un pie delante del otro. Lleva tu cuerpo hacia abajo, doblando las rodillas. No toques el piso. La planta del pie que está adelante debe estar apoyada completamente en el piso y el de atrás solo las puntas.

Repeticiones: 3 series de 10 repeticiones. Entre cada serie descansa 30 o 40 segundos.

Fuente: El País

    Comentarios