ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Si crees que necesitas anteojos, probablemente los necesitas

Blog Single

Se estima que en el mundo unas 285 millones de personas tienen algún tipo de discapacidad visual. De ellas, unas 39 millones son ciegas y las otras 246 millones tienen baja visión. 

Si leíste estas líneas entrecerrando los ojos o haciéndole un zoom, entonces es posible que estés dentro de ese grupo de personas con problemas de visión y necesites anteojos. 

Existen diferentes señales a las que tienes que estar atento como por ejemplo a un dolor de cabeza acompañado de visión borrosa, entrecerrar los ojos para leer, ver puntitos, tener dificultades para leer con poca luz y distinguir objetos distantes. Si reconoces alguna de ellas no te queda de otra que visitar un oculista para que te de un diagnóstico.

Si él te dice que necesitas anteojos, hazle caso y no te niegues a hacerlo.

El mito sobre los anteojos

Hay personas que evitan usar anteojos (aunque los necesiten), quizá porque se sienten más cómodas sin ellos, no les gusta como se ven físicamente, por miedo a las burlas o por creer que estos debilitarán su vista y por lo tanto, dependerán mucho más de ellos.

Esto último no es más que un mito que muchas personas toman como cierto. ¿Por qué? Para entender de donde nace este mito primero hay que conocer más sobre los problemas en la vista.

Existen dos razones por las que se necesitan anteojos:

1. Porque tienen dificultades para ver objetos lejanos (miopía).

2. Porque tienen dificultades para enfocar objetos cercanos.

El segundo problema está relacionado generalmente con la edad. Mientras más se envejece (entre los 40 y 50 años), el cristalino de los ojos comienza a perder su elasticidad y se endurece gradualmente, por lo que las personas tienen problemas para leer y deciden utilizar anteojos.

Conforme avanza la edad, el cristalino se deteriora más, por lo que las personas dependen mucho más de sus lentes. Por esta razón creen que los anteojos deterioraron más sus ojos.

Actualmente no existe evidencia clara para asegurar que el uso de lentes para leer tiene un efecto negativo en la vista.

Recomendación

Puede que sufras de miopía, astigmatismo, hipermetropía o presbicia (por la edad), pero no lo sepas, porque estás aplazando tu visita al oculista o quizá ni siquiera tienes pensado ir. Si sientes que tu visión no es la misma, entonces ya es tiempo de que saques una cita.

    Comentarios