ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

¿Por qué los hombres tienen más calor que las mujeres?

Blog Single

A todos y todas nos afecta el verano, queremos aire y bebidas frescas, no aguantamos el bochorno, entre otros efectos, pero al parecer son los hombres quienes la pasan peor, sudan más y por lo general el calor es más insoportable para ellos que para nosotras. La ciencia tiene una explicación al respecto. 

 

Hay muchos factores diferentes que pueden afectar nuestra sensibilidad al frío o la poca tolerancia al calor, como la edad, los niveles de actividad, la dieta, los hábitos de sueño y el bienestar psicológico, sin embargo, la mayor diferencia se da entre hombres y mujeres debido a la diferencia de cómo alcanzan su temperatura corporal. 

 

Generalmente, hombres y mujeres somos capaces de mantener nuestras temperaturas corporales centrales estables, a pesar de los entornos cambiantes. Pero no sucede lo mismo con la temperatura de nuestra piel, la cual es mucho más variable. Las extremidades (manos y pies) suelen ser las primeras en enfriarse; y si tus manos y pies están fríos, sentirás frío.

 

El frío y el calor en el ambiente es el mismo para todos, pero aquí vemos cómo nos afecta de forma diferente a hombres y mujeres:

 

Temperatura en mujeres

La temperatura de las manos de las mujeres tiende a ser más baja que la de los hombres y esto se debe a las diferencias fisiológicas básicas, como el tamaño, el peso y las proporciones corporales,  las cuales afectan la capacidad de los hombres y las mujeres para conservar el calor. Las mujeres suelen ser más pequeñas lo que provoca una rápida pérdida de calor.

 

Debido a esto, se cree que las mujeres desarrollamos un sistema para proteger nuestra temperatura corporal central contra el clima frío, en respuesta a los entornos fríos, nuestro cuerpo reduce el flujo de sangre a la piel y las extremidades para mantener una temperatura central a 37° C aproximadamente. Esto significa que las mujeres conservamos mejor el calor corporal central cuando el clima se enfría.

 

Sin embargo, como la mayoría de nuestros sensores de temperatura están ubicados en la piel, podemos sentir frío inclusive cuando ellos no.

 

Temperatura masculina

Los hombres tienden a tener una masa muscular mayor que las mujeres, lo que les ayuda a generar calor. Incluso en reposo, sus músculos producen alrededor del 25% de la temperatura normal de su cuerpo, por lo que más masa muscular significa una mayor producción de calor. 

 

Un suceso en particular se da en la oficina, el salón de clases o cualquier lugar donde haya sistema de aire acondicionado y sea compartido por hombres y mujeres. Por lo general, cuando ellos lo ponen a una temperatura que los hace sentirse frescos, nosotras estamos tiritando de frío.

 

No se trata solo de una coincidencia, ya que se descubrió que la mayoría de las oficinas fijan su temperatura de acuerdo a una vieja fórmula de los años 60 que toma como punto de referencia el ritmo metabólico (o metabolismo basal) de los hombres. Para ser más específicos, el de un hombre de 40 años de edad y unos 70 kilos de peso.

 

 

Como vimos, la gran diferencia entre ambos es la mayor proporción de masa corporal y el metabolismo. En el caso de los hombres, debido a que sus cuerpos producen más calor a una tasa metabólica en reposo, en verano tienen una baja tolerancia al clima caliente.

Conclusión: las mujeres sienten más rápido el frío y los hombres sienten más rápido el calor.

 

Fuentes: simplysupplements.co.uk / bbc.com 

    Comentarios