ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

¿Cómo fortalecer nuestro cuerpo y subir nuestras defensas?

Blog Single

07/03/21 

Cuando se trata de cuidar nuestra salud y combatir enfermedades, lo más importante es mantener nuestro sistema inmunológico fuerte. Para ello, hay muchos factores que debemos tener en cuenta. A continuación, te contamos cómo fortalecer nuestro cuerpo y subir nuestras defensas.

¿Cómo fortalecer nuestro cuerpo y subir nuestras defensas?

Si bien tener precauciones como lavarse las manos y evitar a quienes pueden estar enfermos es necesario, lo más importante es mantener nuestras defensas altas. Para tener un organismo saludable y hacerle frente a cualquier virus y enfermedad, debemos tener en cuenta lo siguiente:

Mantenernos activos

Hacer actividad física es una forma poderosa de mantener nuestro sistema inmunológico fuerteEl ejercicio hace que los anticuerpos y los glóbulos blancos del cuerpo circulen con mayor rapidez, lo que significa que pueden detectar y concentrarse en los virus más rápidamente. Además, un estudio reveló que las personas que hacían ejercicio regularmente se resfriaban menos que las personas sedentarias, o sus síntomas eran menos graves. Incluso, algunas investigaciones han demostrado que el simple aumento de la temperatura corporal puede ayudar a matar los gérmenes que hayan ingresado a nuestro organismo. 

Por otro lado, está comprobado que el ejercicio ayuda a aliviar el estrés, otro de los factores determinantes a la hora de subir nuestras defensas. Lo recomendable es mantenernos activos, caminar más y usar menos el auto, o transportarnos en bicicleta. Con 30 a 60 minutos de ejercicio moderado e interdiario es suficiente para asimilar los beneficios.

Llevar una alimentación saludable y equilibrada

¿Sabías que el 80% del sistema inmunitario se aloja en el intestino? Por ello, la alimentación es uno de los factores más importantes en lo que respecta a subir nuestras defensas y ser capaces de combatir las infecciones más rápido y mejor. Procura que en tu dieta prevalezcan los alimentos frescos y naturales, como las verduras, frutas, legumbres, los cereales y las semillas. Estos nos proporcionan los nutrientes necesarios para mantener niveles óptimos de vitaminas y minerales, los cuales contribuyen al buen funcionamiento de nuestras defensas. Reduce las carnes y evita las comidas procesadas y ultra procesadas, al igual que las frituras. Estos son los que más contribuyen a la inflamación de nuestro cuerpo. Te recomendamos algunos platos peruanos saludables para mantener las defensas altas.

¿Cómo fortalecer nuestro cuerpo y subir nuestras defensas?

Reducir el estrés

Existe un fuerte vínculo entre la salud inmunológica y la salud mental. Cuando estamos bajo estrés crónico y ansiedad constante, nuestro cuerpo produce hormonas que limitan el funcionamiento del sistema inmune, lo que provoca que estemos más indefensos ante invasores extraños como virusbacterias. Además, si estamos estresados todo el tiempo, estamos más propensos a no comer o dormir bien, y otros hábitos poco saludables. Esto puede bajar nuestras defensas. 

Lo recomendable es que cuides tu salud mental y trates de manejar el estrés y la ansiedad. Para ello, existen muchas estrategias. Una de ellas es meditar o hacer ejercicios de respiración y estiramientos. También, puedes tomar pausas durante el día para hacer algo que te gusta o un poco de actividad física.

¿Cómo fortalecer nuestro cuerpo y subir nuestras defensas?

Dormir lo suficiente

El sueño es un refuerzo natural del sistema inmunológico. No dormir las horas suficientes tiene efectos adversos que alteran nuestro metabolismo. Algunos estudios evidencian que, mientras dormimos, nuestro sistema inmune consolida su memoria. Es decir, registra lo que ha aprendido sobre cómo reconocer y actuar contra nuevas infecciones. Lo recomendable para un adulto es dormir entre 7 y 8 horas seguidas.

Evitar hábitos dañinos

Sustancias como el tabaco y el alcohol son inmunodepresores, es decir, debilitan nuestras defensas. Diversos estudios demuestran que las más de 3.500 sustancias tóxicas presentes en el tabaco provocan cambios en los macrófagos alveolares, las principales células inmunitarias de los pulmones. Por su parte, el alcohol puede provocar inflamación a nivel intestinal, y destruir los microorganismos que viven en nuestro intestino y que forman parte de nuestro sistema inmunológico.

Nuestro estilo de vida influye mucho en nuestra capacidad para combatir enfermedades. Son los hábitos que tenemos, sean buenos o malos, los que pueden favorecer que nuestras defensas estén altas o bajas. Haciendo algunos cambios saludables en tu día a día, puedes ayudar a fortalecer tu cuerpo y subir tus defensas.

    Comentarios