ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Ayuno Intermitente: Conoce lo bueno y lo malo de este modelo de alimentación

Blog Single

El "ayuno intermitente" no califica como una dieta, pero viene ganando cada vez más seguidores, en especial por ser el modo de alimentación favorito de muchos youtubes e influencers para obtener resultados y bajar de peso de manera efectiva. Estos resultados son tan buenos, que también son los mismos atletas y profesionales quienes ya recomiendan este estilo de vida. Seguro tú también ya estás pensando en saltarte una comida, pero antes de empezar, es necesario que conozcas todo respecto a este novedose modelo de alimentación, tanto lo bueno como lo malo. 

 

Primero veamos en qué consiste. Básicamente se trata de comer y luego dejar de comer, comer y nuevamente dejar de comer, de ahí que se llame "intermitente". Sin embargo, debe haber un horario establecido para alimentarse de esta forma, si es que no queremos perjudicar nuestro cuerpo: 

 

  • El método 16/8: se conoce como el método “Leangains”. Con él puedes comer durante 8 horas y tienes que ayunar durante 16. El periodo de ayuno normal incluye el sueño y unas horas más. Puedes saltarte el desayuno, por ejemplo, y hacer la primera comida al mediodía y seguir comiendo hasta las 8.
  • Dieta 5/2: la idea es que durante dos días a la semana reduzcas la ingesta de calorías a un máximo de 500-600 calorías al día. Los días no tienen que ser consecutivos. Los otros cinco días puedes comer lo que quieras.
  • Comer, parar, comer: este tipo de ayuno intermitente alterna días de ayuno con días de comer. Comes lo que quieras durante 24 horas y luego te tomas un descanso total de comida el día siguiente. Tienes que repetir este patrón una o dos veces a la semana. Las bebidas sin calorías (como el café solo, el té sin azúcar, etc.) están permitidas.

 

Ahora hablemos de por qué cada vez más personas se suman a esto:

 

LO BUENO

 

 

  1. Si te saltas comidas y creas un déficit calórico, perderás peso, siempre y cuando no ingieras comidas llenas de grasa y azúcar en los periodos de ayuno.
  2. Algunos estudios han descubierto que el ayuno intermitente (si se hace bien) puede ser efectivo tanto para prevenir la diabetes de tipo 2 como para reducir calorías.
  3. Tu cuerpo aprenderá a procesar los alimentos que se consumen durante el periodo de comer mejor y de forma más eficiente.
  4. Mejora la sensibilidad a la insulina, sobre todo en combinación con ejercicio y esto puede resultar muy importante para la gente que tiene problemas de peso porque los niveles de insulina bajos se relacionan con una mejor quema de grasa.
  5. Aumenta la secreción de la hormona del crecimiento, acelerando la síntesis de proteína y haciendo que la grasa esté disponible como fuente de energía. Esto quiere decir que quemas grasa y construyes músculo más rápidamente.

 

Con eso en mente, antes de tomar una decisión, es importante que conozcas también los efectos secundarios y/o negativos que podrías experimentar con el ayuno intermitente:

 

 

  1. Síndrome de realimentación (desnutrición). Afortunadamente, esto es raro y generalmente solo ocurre con ayunos prolongados (5-10 días o más) y se da en personas malnutridas.
  2. No todos pueden hacer el ayuno intermitente. Entre ellos están las personas con bajo peso o con algún trastorno alimentario como la anorexia, tampoco las embarazadas o mujeres en periodo de lactancia ya que necesitan nutrientes adicionales para su hijo y los menores de 18 años.
  3. Algunos podrían ayunar, pero con supervisión médica. Estas son las personas con diabetes mellitus - tipo 1 o tipo 2, aquellos con medicamentos recetados, los que tienen gota o ácido úrico alto y todo aquel que tenga alguna afección médica grave, como enfermedad hepática, enfermedad renal o enfermedad cardíaca.
  4. Mucha hambre. Es el efecto secundario más común del ayuno intermitente. 
  5. Estreñimiento. Al comer menos, menos que expulsar, por ello, podrías necesitar laxantes de efectividad estándar.
  6. Dolores de cabeza. Son comunes y tienden a desaparecer después de las primeras veces en ayunos.
  7. Otros posibles efectos secundarios incluyen mareos, acidez estomacal y calambres musculares.

 

Ahora que conoces ambos aspectos del ayuno intermitente, puedes considerar implementarlo a tu estilo de vida. Sin embargo, recuerda que cada persona y cada cuerpo es distinto, por lo que, antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, en especial uno tan radical como este, es de suma importancia que lo consultes con un nutricionista. 

 

Fuentes: runtastic.com / dietdoctor.com 

    Comentarios