ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

7 mitos sobre el metabolismo y cómo acelerarlo

Blog Single

21/04/21

Muchas veces hemos escuchado que podemos hacer determinada cosa para “acelerar nuestro metabolismo” y, de esa forma, quemar grasa más rápido. Sin embargo, existen muchos mitos sobre lo que realmente funciona y lo que no. A continuación, te contamos qué es el metabolismo, qué es lo que podemos hacer para acelerarlo y qué es solo un mito.

Qué es el metabolismo

El metabolismo es el proceso que nuestro cuerpo utiliza para producir y quemar energía a partir de lo que comemos. Gracias a este proceso, podemos respirar, pensar, digerir, hacer circular la sangre, mantenernos calientes cuando hace frío y mantenernos frescos cuando hace calor. Así es, el cuerpo hace muchas cosas de las cuales no somos conscientes y que requieren de mucha energía. 

Entonces, el metabolismo se refiere a todos los procesos físicos y químicos de nuestro cuerpo que convierten o usan energía, tales como:

  • Respiración
  • Circulación sanguínea
  • Regulación de la temperatura corporal
  • Contracción muscular
  • Digestión de alimentos y nutrientes
  • Eliminación de los desechos a través de la orina y de las heces
  • Funcionamiento del cerebro y los nervios

7 mitos sobre el metabolismo y cómo acelerarlo

Sobre si se puede acelerar o no el metabolismo, o sobre cómo podemos hacerlo realmente, se ha dicho mucho. A continuación, te contamos 7 mitos (y sus verdades) sobre el metabolismo.

1. Hacer ejercicio acelera el metabolismo, incluso después de haber terminado.

Verdad. Es cierto que quemamos más calorías cuando hacemos ejercicio, sobre todo, cuando elevamos nuestro ritmo cardíaco con actividades como el ciclismo o la natación. Este aumento de quema de calorías dura lo que dure nuestra actividad física. Sin embargo, también sigue así hayamos terminado. Es posible que sigamos quemando calorías adicionales hasta una hora después de ejercitarnos, cuando ya estemos en descanso.

2. Comer después de hacer ejercicio no engorda, gracias a la ventana metabólica.

Falso. Se le llama ventana metabólica al tiempo inmediatamente posterior al entrenamiento. En ese momento, especialmente los primeros 45 minutos posteriores, nuestro cuerpo es más receptivo a la asimilación de los nutrientes que comamos. Por ello, es importante que nuestra comida post-entreno sea saludable y nutritiva. 

Si nos llenamos de calorías luego de hacer ejercicio, creyendo que nuestro cuerpo estará quemando más calorías, corremos el riesgo de aumentar de peso. Lo ideal es realizar ejercicio y mantener una alimentación balanceada, consumiendo las calorías necesarias para no excedernos.

3. Aumentar la masa muscular ayuda a bajar de peso.

Verdad. Aunque lo más indicado sería decir que, al tener mayor masa muscular, quemamos más calorías y, por ende, quemamos más grasa. ¿Cómo así? El músculo quema más calorías que la grasa. Entonces, ¿construir más músculo estimulará nuestro metabolismo? Sí, lo hará, pero solo en una pequeña medida.

La mayoría de las personas que hacen ejercicio regularmente aumenta solo unos cuantos kilos de músculo, lo cual no es suficiente para hacer una gran diferencia en la cantidad de calorías que quema. Además, cuando no se están usando activamente, los músculos queman muy pocas calorías. En realidad, la mayor parte del tiempo es nuestro cerebro, corazón, riñones, hígado y pulmones los que representan la mayor parte de nuestro metabolismo.

Aumentar músculo no es tan rápido ni fácil como parece. Es un proceso en el que debes priorizar el levantamiento de pesas y el superávit calórico, con alimentos de calidad. Si quieres saber un poco más, lee nuestro artículo "Recomposición corporal: ¿Cómo eliminar grasa sin perder músculo?”.

7 mitos sobre el metabolismo y cómo acelerarlo

4. Hay alimentos que aceleran el metabolismo.

Falso. Tomar té verde, café o comer ají y otros alimentos picantes no te ayudará a bajar de peso. Puede que alguno de estos alimentos le den un pequeño estímulo a tu metabolismo, pero es tan poco que no hará ninguna diferencia en tu peso. Puede que sientas más energía debido a la cafeína, pero eso no quiere decir que tu metabolismo se haya acelerado. Lo que debes hacer es elegir alimentos saludables que te aporten los nutrientes que necesitas, dejando de lado la comida chatarra que sí puede tener un efecto negativo en tu metabolismo

5. Hacer comidas pequeñas durante el día acelera el metabolismo.

Sobre esto no existe mucha evidencia científica. Sin embargo, hacer pequeñas comidas durante el día puede evitar que te de mucha hambre y comas en exceso. Si esto funciona para ti, genial.

6. Dormir bien por la noche es bueno para el metabolismo.

Dormir bien no acelerará tu metabolismo, pero no dormir o dormir mal puede llevarte a aumentar de peso. ¿Por qué? Las personas que no duermen lo suficiente tienden a consumir más calorías de las que necesitan, quizá porque se sienten cansados y sin energía.

7. Nuestro metabolismo se vuelve lento conforme vamos envejeciendo.

Es cierto que los niños y los jóvenes tienen un metabolismo más acelerado que los adultos y adultos mayores, pero eso no tiene porqué resultar negativo. Por ejemplo, no necesariamente porque envejecemos vamos a aumentar de peso. De hecho, si las personas cuando llegan a la adultez notan que han ganado unos kilos de más, puede deberse al estilo de vida. Puede que sean menos activos que en su juventud y que no le presten tanta atención a su alimentación. Por ello, es importante que a lo largo de nuestra vida nos mantengamos activos y procuremos llevar una alimentación saludable la mayor parte del tiempo.

Para que nuestro metabolismo funcione de la mejor manera, lo importante es prestarle atención a nuestro estilo de vida y hacer los ajustes necesarios. Recuerda que lo principal es mantenernos activos, comer saludable y balanceado, dormir bien y manejar el estrés.

    Comentarios