ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

3 claves sobre el cáncer: síntomas, proceso y herencia genética

Blog Single

13/10/2020

En la prevención del cáncer informarse adecuadamente es clave para detectar a tiempo la enfermedad y tener menores complicaciones para combatirla. Muchas de las dudas de siempre están en torno a las señales de alerta a las que debemos poner atención, entender cómo se desarrolla la enfermedad y el papel que juegan los antecedentes familiares. A continuación trataremos de aclararlo.

¿Qué síntomas visibles aparecen antes y durante el cáncer? 

Según la Sociedad Americana de Cáncer hay al menos 10 síntomas bastante reconocibles del cáncer en su etapa inicial o ya luego de un tiempo de avanzado. En la mayoría de casos depende de la parte del cuerpo donde se desarrolle, pero hay algunos que se pueden considerar generales.

La mayoría de personas que sufren de cáncer presentan una pérdida de peso repentina (1) e inexplicable. Asimismo, se hace recurrente el agotamiento (2), que no se alivia con descanso. También se pueden presentar cambios en la piel (3). Y otros síntomas generales son la fiebre (4) y los dolores (5) que no tienen una causa aparente y no se alivian con el tratamiento convencional.

En cuanto a los síntomas específicos, el cambio en las formas de evacuar u orinar (6) puede estar relacionado a un cáncer de colon. Por ejemplo, un estreñimiento prolongado, dolor o presencia de sangre son señales a tener en cuenta.

Por el lado de las masas o bultos (7), estos se podrían desarrollar en cualquier parte del cuerpo, pero por lo general se forman en los senos, testículos, ovarios o ganglios. Mientras que los lunares o manchas en la piel (8) también pueden ser una señal de alerta sobre todo si crecen, cambian de color o forma.

En cuanto a los tipos de cáncer que afectan el tubo digestivo, debemos tener cuidado con la indigestión o la dificultad para tragar (9) que se dan de forma constante. De otro lado, para el cáncer de pulmón, la tos frecuente o ronquera (10) suele ser la señal más clara. Y para el cáncer de boca, las manchas blancas en la lengua o la cavidad bucal.

Te puede interesar: Los 5 tipos de cáncer más comunes en Perú y cómo prevenirlos

¿Por qué el cáncer se extiende? 

Para entender esto debemos comprender la naturaleza de las células cancerígenas. Estas a diferencia de las células normales no dejan de dividirse, es decir siempre están en crecimiento. Así es como un tumor se forma y se va haciendo más grande. El mayor problema viene cuando este tumor ‘contagia’ a otros tejidos del cuerpo. Y no necesariamente solo a los que tiene cerca, como lo explica el Instituto Winship Cancer de la Universidad Emory de Atlanta, Estados Unidos.

Las células del cáncer tienen la capacidad de, conforme van desarrollándose en una zona del organismo, salir al torrente sanguíneo. Ya en la sangre pueden viajar a cualquier parte del cuerpo. 

Millones de células cancerosas se pueden desprender de un tumor diariamente, y aunque la mayoría puede morir en el torrente sanguíneo, algunas van encontrando nuevos lugares donde alojarse y formar un nuevo tumor. Es así como surge la metástasis o la extensión del cáncer de la zona de origen a otros órganos del cuerpo. 

¿Se puede tener cáncer por herencia?

El Instituto Nacional de Cáncer estadounidense, afirma de acuerdo a los hallazgos científicos, que el cáncer es una enfermedad genética. Se sabe que el cáncer se produce por alteraciones en los genes que le indican a las células cómo comportarse, específicamente cómo reproducirse.

Estas células ‘fuera de control’ son las culpables de la formación y el crecimiento de tumores. Y tal como los genes que definen el color de piel o de ojos, esos genes ‘alterados’ también pueden heredarse, lo que sin embargo no significa que se desarrolle la enfermedad, pero hay mayores posibilidades.

Así, si el cáncer está presente en nuestro historial familiar, es muy importante realizarse los chequeos preventivos frecuentemente. Incluso se pueden realizar pruebas genéticas para identificar el nivel de riesgo y predisposición a desarrollar la enfermedad.

    Comentarios