ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Mito o verdad: ¿La yema del huevo es mala?

Blog Single

19/04/21

Durante mucho tiempo el huevo y, en especial, la yema, han sido estigmatizados por mucho tiempo. Se dice que tiene mucho colesterol, que engorda y que no es un alimento que deba consumirse frecuentemente. Sin embargo, ya hace un tiempo que numerosos estudios han aclarado gran parte de los mitos que se le han atribuido a los huevos a lo largo de la historia. A continuación, te decimos qué de todo lo que se dice es un mito y cuál es la verdad.

Mito o verdad: ¿La yema del huevo es mala?

El huevo es un alimento que aporta muchos nutrientes esenciales para nuestro organismo. Sin embargo, existen muchos mitos alrededor de la yema.  

1. La yema del huevo engorda

La yema del huevo no engorda más que cualquier otro alimento con la misma cantidad de calorías. Recordemos que son las calorías las que, finalmente, se convierten en energía que, si no gastamos, se reservan en grasa. Ahora, ¿cuántas calorías tiene la yema? Un huevo tiene, aproximadamente, 80 calorías. De ese total, 20 calorías (más o menos) provienen de la clara y el resto (60, más o menos) vienen de la yema. Entonces, la yema es la parte del huevo con más calorías (pero siguen siendo muy pocas). Por ello, muchos dicen que “engorda”, pero no. La yema en sí no engorda, a menos que consumas demasiada y eso aumente tu ingesta de calorías diarias. 

De hecho, el huevo, al ser bajo en calorías, es ideal para incluir en un régimen de alimentación para bajar de peso. Además, gracias a su alto contenido en proteínas, aumenta la sensación de saciedad que experimentamos después de comer.

2. La yema es solo grasa, no tiene nada de proteína

Falso. Cada 100 gramos de yema cruda aportan 16 gramos de proteína, mientras que 100 gramos de clara aportan solo 11 gramos. Es decir, la yema tiene más proteína que la clara, pero también tiene grasas y muchos otros nutrientes.

3. La yema del huevo tiene mucho colesterol 

Aunque la mayor parte de los alimentos ricos en colesterol suelen ser también ricos en grasas saturadas, el huevo no lo esUn huevo de tamaño medio contiene unos 200 mg de colesterol, pero tiene más grasas insaturadas, beneficiosas para la salud, que saturadas. Además, debido a su contenido en fosfolípidos, que interfieren en su absorción, este colesterol tiene poco efecto sobre el colesterol en sangre

Aproximadamente, cada yema contiene 4.5 gramos de grasa, de las cuales, solo 1.5 gramos son saturadas, y el resto, insaturadas, mejor conocidas como grasas saludables, como el omega 3 y 6, encargadas de disminuir el colesterol malo (LDL). Estas evidencias científicas, destierra los mitos de que el consumo moderado de huevo aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

4. Comer mucho huevo es malo para la salud

Esto dependerá de qué consideres mucho. Según el cardiólogo Francisco López-Jiménez, la mayoría de las personas en estado saludable pueden comer hasta 7 huevos a la semana sin que esto aumente el riesgo de enfermedades del corazón. Varios estudios han mostrado que la ingesta de un huevo al día puede, inclusive, llegar a prevenir algunos tipos de infartos. Por otro lado, las personas con el colesterol alto, podrían consumir de 3 a 4 huevos enteros a la semana, pudiendo consumir más claras. De todas formas, esto debe consultarse con el médico.

Lo ideal sería consumir el huevo pasado o duro, ya que cuando lo freímos le agregamos aceites que podrían no ser saludables y aumentar un poco más las calorías.

Mito o verdad: ¿La yema del huevo es mala?

¿Cuáles son los beneficios de la yema del huevo?

Ahora que ya sabemos que no tenemos por qué evitar la yema, te decimos algunas de las propiedades que encontrarás en esta parte del huevo.

  • Contiene minerales, como potasio, fósforo, hierro y calcio. También, ofrece pequeñas cantidades de magnesio, sodio y selenio
  • Aporta vitaminas B, A , D y B12.
  • Contiene proteína, aunque se cree que solo la clara aporta este macronutriente.
  • La yema contiene ácido siálico (antiinflamatorio) y carotenos, que ayudan a disminuir el riesgo de desarrollar cataratas oculares en personas mayores.
  • Contiene colina, un nutriente esencial que contribuye a la salud cerebral, sobre todo, en la lucha contra enfermedades como el Alzheimer o la demencia. Además, contribuye al desarrollo adecuado del cerebro y sistema nervioso del bebé, durante el embarazo.
  • Contiene ácido fólico (vitamina B9), el cual se recomienda en el embarazo, ya que previene la espina bífida y fortalece el sistema nervioso central del feto. En personas jóvenes, previene la sarcopenia. Esta es la pérdida degenerativa de masa muscular y fuerza al envejecer o al llevar una vida sedentaria.
  • Los carotenoides que contiene la yema del huevo actúan como antioxidantes naturales, nutren la piel y el cabello.

El huevo es uno de los alimentos más completos que existe. Tanto la clara como la yema tienen nutrientes importantes para nuestro organismo. Lo ideal es consumir el huevo en su totalidad. De esta forma, te aseguras de consumir un alimento súper nutritivo y completo.

    Comentarios