ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Cómo reducir tu antojo de azúcar y otras comidas chatarra

Blog Single

No hay recetas mágicas ni universales, pero hay beneficios comprobados en adoptar algunos de estos hábitos para dejar de lado la supuesta dependencia que nos ha creado la comida procesada y sin valor nutricional.

Toma más agua

Hidratarnos adecuadamente reduce las posibilidades de tener hambre. De hecho, muchos antojos o momentos en los que súbitamente nos provoca comer, no son más que nuestro cuerpo diciendo que está deshidratándose. Lo peor de todo es que al comer y no tomar líquidos estamos agravando el cuadro porque lo más probable es que comas algo muy dulce o salado. Dos litros de agua al día deberían bastar.

Come más proteínas

Huevo, carnes, nueces, semillas. Existen tantas fuentes de proteína, muchas de ellas muy positivas para tu salud. ¡Incorpóralas a tu dieta! Esta te permitirá mantenerte fuerte y satisfecha, reduciendo las posibilidades de tener ganas de comer fuera de tus horas.

Planifica tus comidas

Con respecto al punto anterior: es necesario que sepas qué vas a comer cada día y a qué hora. Solo de esa manera podrás medirte y saber cuándo te estás excediendo o sencillamente comiendo algo que no deberías.

No vayas de compras con hambre

Lo peor que puedes hacer es ir al mercado o el supermercado con hambre. Tu juicio se obnubila por la debilidad del momento y terminas comprando cosas que no necesitas y que muy probablemente inflen de manera exagerada tu presupuesto de compras inicial.

Fuente: Authority Nutrition

    Comentarios