ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

¿Cuál es la diferencia entre el arroz blanco y el arroz integral?

Blog Single

09/06/21

El arroz es uno de los cereales que más se consumen a diario en todo el mundo. Está compuesto por almidones, lo cual lo convierte en una potente fuente de energía. Además, es rico en nutrientes, como el hierro y las vitaminas del complejo B, y es bajo en grasa. Sin embargo, seguro te has preguntado ¿cuál es la diferencia entre el arroz blanco y el arroz integral? ¿Aportan lo mismo? ¿El integral es más saludable que el blanco? A continuación, te contamos lo que necesitas saber.

¿Cuál es la diferencia entre el arroz blanco y el arroz integral?

El nutricionista Álvaro Vargas explica que la diferencia entre el arroz blanco y el arroz integral es que al primero se le ha quitado la cáscara, en donde se encuentra la gran carga de minerales beneficiosos para nuestra salud. Por ello, el integral tiene una mayor cantidad de esos minerales y, por lo tanto, es más nutritivo.

Al arroz blanco también se le ha quitado el germen (la parte que contiene la fibra), donde están los compuestos más nutritivos de este cereal, los aceites grasos esenciales y algunos aminoácidos. Pero, ¿por qué se hace esto? Vargas explica que lo hacen porque, al contener aceites, este germen se enrancia mucho antes, por lo que dura mucho menos. Es una cuestión de conservación. 

¿Cuál es la diferencia entre el arroz blanco y el arroz integral?

Entonces, ¿cuál es la diferencia nutricional entre el arroz blanco y el arroz integral?

El arroz blanco sigue teniendo algunas propiedades nutricionales que su versión anterior (la integral). Sin embargo, su contenido alimenticio es mucho menor. Además, sus carbohidratos son simples, lo que provoca una hiperglucemia en nuestro organismo y una posterior hipoglucemia, haciendo que nuestro hígado trabaje más. Por el contrario, el arroz integral aporta carbohidratos complejos, los cuales van liberando su energía poco a poco en nuestro organismo, gracias en gran parte a su fibra.

Por estas razones, se recomienda que reemplacemos el arroz blanco por el integral en la medida de lo posible. No es que el blanco nos vaya a hacer daño, sino que el integral aporta muchos más beneficios por estar en su estado más natural, sin haber pasado por ningún proceso de refinación. El nutricionista recomienda este cereal e, incluso, nos dice que podemos consumirlo tres o cuatro veces en semana tranquilamente.

¿Cuál es la diferencia entre el arroz blanco y el arroz integral?

Estas son las cantidades de algunos de los nutrientes de ambos arroces, según explica Álvaro Vargas:

  • Por cada 100 gr de arroz blanco: 130 calorías, grasas 0,3 g [grasas saturadas 0,1 g, grasas insaturadas 0,2 g], hidratos de carbono 28 g, fibra 0,4 g, azúcares 0,1 g, proteínas 2,7 g, colesterol 0 mg, sodio 1 mg, potasio 35 mg, calcio 10 mg.
  • Por cada 100 gr de arroz integral: 111 calorías, grasas 0,9 g [grasas saturadas 0,2 g, grasas insaturadas 0,6 g], hidratos de carbono 23 g, fibra 1,8 g, azúcares 0,4 g, proteínas 2,6 g, colesterol 0 mg, sodio 5 mg, potasio 43 mg, calcio 10 mg, magnesio 43 mg, fósforo 83 mg, manganeso 0,9 mg.

La importancia de la fibra

Vargas explica que la cáscara del arroz integral nos ayuda en la digestión, favoreciendo a personas que sufren de estreñimiento. De hecho, gracias a esta capacidad de limpieza intestinal, a su contenido de fibra y de antioxidantes, se ha demostrado su utilidad en la prevención del cáncer de colon.

Vitaminas y minerales

El arroz contiene niacina (vitamina B3) y riboflavina (vitamina B2). La niacina es un nutriente que nos ayuda en la bajada de niveles de colesterol malo, propiciando unos niveles saludables de colesterol bueno, mientras que la riboflavina resulta muy útil para la creación de glóbulos rojos (muy relacionado con el crecimiento en la infancia). Por otro lado, gracias a su contenido de selenio, el arroz ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la artritis, reduciendo los dolores articulares.

Ahora que ya sabes la diferencia entre el arroz blanco y el arroz integral puedes tomar una decisión a la hora de optar por este alimento. Recuerda que lo importante es basarte en alimentos naturales, lo menos procesados posible y siempre de forma balanceada. Ante cualquier duda sobre tu nutrición, acude a un especialista para que te guíe, según tus requerimientos.

    Comentarios