ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

¿Cómo asegurarte de que no te falta ningún nutriente?

Blog Single

En enero, la Organización Mundial de Salud advirtió que 41 millones de niños menores de 5 años sufren de obesidad, y tan solo en Europa se detectó que los pequeños entre 1 y 4 años no alcanzan las ingestas recomendadas de nutrientes esenciales como el hierro, la vitamina D y el omega 3.

Durante la etapa escolar es cuando se establecen los hábitos alimenticios, por eso es de suma importancia que, durante esta época, ayudemos a nuestros hijos a establecer una dieta orientada a la nutrición, así como promover la actividad física y evitar el sedentarismo.

Asegúrate de incluir estos ingredientes y balancearlos en las comidas diarias de tus hijos.

Desayuno:

El desayuno es la comida más importante del día y antes de ir al colegio deben salir comidos de casa. Un vaso de leche con cereales o unas tostadas son ideales para dar energías y evitar que les caiga pesado al estómago. Para la media mañana, se les puede enviar de lonchera una pieza de fruta. No solo es saludable, sino que comer fruta es un buen hábito que deben incorporar para su vida adulta.

Almuerzo y cena:

El almuerzo y la cena deben contener variedad de alimentos e incluir el grupo de las verduras, farináceos, carne o pescado o huevo y una pieza de fruta o lácteo. Por ejemplo, un almuerzo ideal sería una ensalada, tallarines con carne y una manzana. A la hora de cenar, se puede optar por verduras al vapor y un yogur.

Menos azúcar:

No olvidemos que uno de los aspectos más importantes para evitar la obesidad infantil es limitar el consumo de azúcar. Esto quiere decir restringir las golosinas y bebidas refrescantes a ocasiones muy especiales. En lugar de eso, una pieza de fruta o yogur son meriendas sanas para cualquier niño.

Fuente: La Vanguardia

    Comentarios