ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

7 alimentos que no debes congelar nunca y por qué

Blog Single

Muchas veces, por apuro o desconocimiento, guardamos en la congeladora cualquier tipo de comida. Incluso cocinamos los domingos y guardamos porciones en tápers para llevar durante la semana. Sin embargo, hay alimentos que por ningún motivo deben refrigerarse o perderán su sabor y valores nutricionales. En este artículo te comentaremos los 7 más importantes.

1. Frituras o comida frita

Al poner cualquier tipo de fritura o comida frita en la refrigeradora, esta pierde totalmente la propiedad que la hace crujiente. Estará blanda y húmeda, por lo que no será agradable de comer. Este tipo de comida es mejor consumirla en el momento de su cocción.

La refrigeradora es uno de los electrodomésticos más importantes de la cocina. Permite alargar la vida de los alimentos y mantener en perfecto estado sus condiciones organolépticos (sabor, aroma y textura) y nutricionales. Sin embargo, como ya sabes, no todos necesitan el frío para su conservación óptima.   

2. Huevos

¿Si en el supermercado los huevos permanecen a temperatura ambiente, por qué en casa los guardamos en la refrigeradora? Según la asociación United Egg Producers, los cambios de temperatura demasiado bruscos ayudan a la proliferación de bacterias. 

De hecho, otro error común es colocar los huevos en la puerta del refrigerador, que es la parte más cálida del electrodoméstico. Entonces al abrir y cerrar, la temperatura cambia y aumenta el riesgo de contaminación alimentaria. Según la asociación United Egg Producers, después de que un huevo se refrigera debe mantenerse a esa temperatura, ya que si un huevo frío se deja a temperatura ambiente puede “sudar”, lo que facilita el crecimiento de bacterias que podrían contaminarlo. Un huevo refrigerado, sin importar la fuente, será bueno durante cuatro o cinco semanas. Los huevos no refrigerados se usan mejor en una semana, aunque pueden estar bien durante dos.

Por otro lado, los huevos a temperatura ambiente funcionan mejor para cocinar. Si utilizamos huevos fríos para preparar masas con un alto contenido de grasa, la textura será menos suave. Asimismo, para obtener más volumen al batir claras de huevo (merengues o soufflés) es mejor que no estén refrigerados.

 

3. Lácteos

Cuando la leche se congela, se crean grumos desagradables al paladar. Lo mismo ocurre con el yougur líquido, porque también contiene leche. Es mejor dejarlos en la parte baja de la refrigeradora, juntos con los quesos. 

Aunque en el tema de los quesos, muchos no saben que su duración es exactamente la misma tanto fuera como dentro del congelador. Por lo que no representa ningún riesgo.

 

4. Papas

Según la United States Potato Board (El consejo estadounidense de patatas), almacenar estos tubérculos por debajo de los 7  grados centígrados convierte el almidón de las papas en azúcar, lo que las hace más dulces y también las decolora. Una nevera no debería estar nunca por encima de los 4ºC, así que no deberías guardar ahí las patatas.

Además, la papa contiene una cantidad considerable de agua. Al pasar por el proceso de congelado y descongelado, quedan blandas y sin sabor.

Es mejor guardarlas en un lugar fresco y oscuro,dentro de una bolsa de papel o una bolsa de plástico ventilada. Si las almacenas correctamente podrán durar dos o tres meses.

5. Verduras y frutas

Las verduras y frutas, como la lechuga, el pepino y la sandía, están compuestas principalmente por agua (en 96%). Por ello, al ponerlas en el congelador y luego descongelarlas, su textura y apariencia se hará blanda y desagradable. 

Las frutas tropicales como la palta, el kiwi, el mango, el melocotón y el albaricoque provienen de zonas cálidas, necesitan luz y calor para madurar. Si las metemos a la refrigeradora, perderán sus valores nutricionales. De modo que para comer fruta helada, mejor la dejamos en la parte baja del congelador por una hora.

Ahora, los cítricos como la naranja, el limón, y la mandarina se pudren con la humedad de la refrigeradora, por lo que es mejor mantenerlos fuera de ella.

6. Conservas

Su propio nombre ya lo indica. Los productos en conserva, como el atún enlatado, están pensados para perdurar en el tiempo. No necesitan refrigeración. Solo hay que mantenerlos en lugares secos, frescos y oscuros. Una vez que abres una lata, debes consumir su contenido y no guardarlo en la refrigeradora

7. Chocolate

Es común meter el chocolate en la refrigeradora, sobre todo en verano. Pero esto es un grave error. Cuando el chocolate se somete por mucho tiempo a temperaturas bajas, se forma una capa blanca que hace que cambie su sabor. Es mejor conservarlo a temperatura ambiente y alejado de la luz.

 

Fuente:

el artículo web y la organización que respalda esta información:  https://eggsafety.org/   
el artículo web y la organización que respalda esta información: https://www.potatoesusa.com/

 

    Comentarios