ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

14 desayunos sencillos que te llenarán de energía para entrenar en las mañanas 

Blog Single

12/03/21

¿Te gusta entrenar en las mañanas, pero no sabes qué comer para tener energía o no sentirte pesado durante el entrenamiento? ¿Estás consideran levantarte temprano para hacer ejercicios, pero no tienes mucho tiempo para desayunar? Preparar un desayuno rico en nutrientes no tiene porqué tomar demasiado tiempo ni tiene porqué ser abundante. Jennifer O’Donnell, dietista deportiva, recomienda una lista de desayunos ideales para ejercitarte en las mañanas, que no caen pesado al estómago y que te darán toda la energía necesaria para empezar el día y tu rutina con fuerza.

14 desayunos sencillos que te llenarán de energía para entrenar en las mañanas 

Estos desayunos son perfectos para tomar antes de tu entrenamiento matutino. Si te levantas temprano, ya sea para ir al gimnasio, salir a correr o entrenar en casa antes de irte al trabajo o empezar tu día, estos alimentos son fáciles de preparar y de digerir. 

1. Jugo de fruta 100% natural

Si bien solo un jugo no es un desayuno completo, la nutricionista dice que esta fuente rápida de carbohidratos y vitaminas puede ser una excelente opción si no despiertas con mucho apetito, pero quieres tener energía. 

2. Un vaso de leche con chocolate

Esta es una buena opción para antes y después de un entrenamiento. Te aporta los carbohidratos y proteínas que tu cuerpo necesita para potenciar tu sesión. Opta por leche de soya o sin lactosa, si tienes intolerancia, o crees que la leche de vaca te sienta pesado.

3. Un puñado de frutos secos, muesli o granola

Una pequeña porción de ingredientes como avena, maíz, trigo inflado, nueces y semillas puede darte suficientes carbohidratos, fibra y proteínas para darte energía.

4. Un plátano

Simple, rápido y nutritivo. El plátano te aporta el carbohidrato que necesitas y, si quieres agregarle más proteína y grasa a este desayuno tan sencillo, puedes untarlo con una cucharada de mantequilla de maní o almendra.

5. Un vaso de yogur

Elige un yogur natural, que no contenga mucha azúcar ni colorantes o saborizantes artificiales. El yogur griego es una buena opción. Si lo sientes ácido, puedes colocarle un poco de fruta o miel. También, puedes agregarle un puñado de granola o muesli. Este desayuno le dará a tu cuerpo los carbohidratos y proteínas que necesita para tu entrenamiento, además de ser fácil de digerir.

6. Una tostada con mermelada

Fácil de digerir y rápido de preparar. Puedes optar por tostadas integrales, las cuales aportan más fibra, y optar por una mermelada baja en azúcar. Tambiés, puedes reemplazar la mermelada por mantequilla de nueces o maní. Las tostadas sin gluten también funcionan.

7. Un batido de frutas

Son deliciosos y llenos de nutrientes. Puedes hacer que tu batido sea más o menos calórico, según los ingredientes que uses. Por ejemplo, puedes hacerlo solo de tu fruta favorita y leche, si quieres algo ligero; o agregarle proteína en polvo, mantequilla de maní o yogur, si quieres algo más sustancioso.

14 desayunos sencillos que te llenarán de energía para entrenar en las mañanas 

8. Galletas nutritivas

Para este desayuno necesitarás anticiparte. Prepara unas deliciosas galletas saludables, con ingredientes nutritivos. Tenlas guardadas en un envase hermético y, antes de entrenar por la mañana, comete un par. Utiliza para su preparación granola, avena, miel, nueces, algunas semillas y granos. 

9. Barra de granola o proteína

Las barras energéticas son fáciles de llevar y perfectas para un snack, pero también para un desayuno rápido. Puedes optar por las hechas a base de granola o las barras de proteína.

10. Una taza de avena

Tienes muchas formas de preparar la avena. Puedes hacerlo la noche anterior y guardarla si no quieres cocinar en la mañana. Si deseas, agrégale leche de almendras y miel para endulzar un poco.

11. Una rodaja de pan con queso crema

Si amas el pan, este desayuno es ideal para ti. Es ligero y delicioso. Elige un pan de semillas o integral para más fibra y úntale queso crema bajo en grasas o alguna libre de lácteos, si tienes intolerancia. 

12. Un huevo duro y uvas

Sancochar huevo te tomará unos minutos y valdrá la pena la espera, pues el huevo te aportará proteínas antes de tu entrenamiento y no te sentará pesado. Complementa con frutas azucaradas como la uva o un plátano, para obtener un poco más de energía inmediata. 

13. Un enrollado saludable

Prepara un enrollado simple y rápido, pero nutritivo. Elige tortillas integrales y rellénalas con unas lonjas de pavo, un poco de lechuga, tomate y palta.

14. Tortilla de huevo y tostadas

Tan fácil como batir un par de huevos, agregarle un poco de verduras y freír con poco aceite, y… ¡Listo! Ya tienes un desayuno rico, nutritivo, ligero, pero consistente. Ideal para un entrenamiento más fuerte y extenso. 

Olvídate de las excusas con estos ricos y nutritivos desayunos, los cuales podrás preparar fácil y rápido, antes de empezar con tu rutina de ejercicios.

    Comentarios