ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

12 simples pasos para volverte vegano progresivamente

Blog Single

Ser vegano es una forma de vida, es por eso que antes de iniciar con esta nueva alimentación mas saludable, te sugerimos consultar con un nutricionista, ya que cada cuerpo es distinto y así puedas iniciar este nuevo estilo de vida sin preocupaciones.

Cada vez más personas han decidido seguir una alimentación vegana, por distintas razones. Cuando se hace bien, una dieta de este tipo puede darte muchos beneficios para la salud, no solo a nivel físico, también a nivel mental y emocional. Además, te ayudará a eliminar esa grasa de más y a tener un mejor control de los niveles de azúcar en la sangre.

Eso sí, una dieta basada exclusivamente en alimentos vegetales puede, en algunos casos, aumentar el riesgo de tener deficiencias en nutrientes. Por ello, es sumamente importante que sigas las recomendaciones al pie de la letra y, mejor aún, si es de la mano de un nutricionista.

¿Qué es la dieta vegana?

El veganismo es el estilo de vida que consiste en no comer carne ni consumir o usar productos de origen animal e intenta excluir todas las formas de explotación y crueldad animal. Por ello, la dieta vegana descarta la carne, los huevos, los productos lácteos y la miel.

Ya sea por salud, si quieres volverte vegano, el dietista madrileño Álvaro Vargas comparte en su libro “Vegesanísimo” 12 pasos para empezar a llevar este tipo de alimentación sin morir en el intento. Estos pasos pueden servirte de guía para ir poco a poco cambiando tu alimentación habitual a la vegana.

12 simples pasos para volverte vegano progresivamente

1. Para empezar, establece 1 o 2 días a la semana libres de carne. De esta manera te irás acostumbrando poco a poco a comer menos carne, ya sea de res, cordero, ternera, pollo, chancho, pescado, mariscos, etc.

2. Elimina la carne roja. Ahora que comes menos carne, elimina la roja por completo.

3. Come alimentos ricos en hierro y en vitamina C. Al reducir la carne en tu dieta, debes reemplazar los nutrientes que te daban. Uno de ellos es el hierro. Opta por comer más lentejas, espinacas, avena o tofu. Para la mejor asimilación de este mineral, debes incorporar alimentos ricos en vitamina C como cítricos, kiwi, mango, papaya, aguaymanto, fresas, piña, entre otros.

4. Suprime el resto de carne en casa, incluidos los embutidos. A estas alturas, ya debes sentirte un poco más confiado a la hora de eliminar todas las carnes de tu dieta. Un truco es veganizar tus platos favoritos. Busca recetas de tus comidas favoritas en donde la carne y los productos de origen animal hayan sido sustituidos. ¡Muchas veces ni sentirás la diferencia!

5. Aumenta la cantidad diaria de legumbres y cereales integrales para compensar las proteínas. Estos alimentos te darán los nutrientes que dejas de lado junto con los alimentos de origen animal. Un rico plato de lentejas con arroz es una excelente opción para compensar proteínas.

6. Reduce poco a poco el consumo de pescado.

7. Evita el pescado y la carne en comidas fuera de casa. Cuando salgas a comer fuera, opta por platos veganos. Muchos restaurantes ya cuentan con estas opciones.

8. La leche de vaca suele ser el primero de los lácteos en suprimirse de la dieta. Luego, se van los yogures y, por último, los quesos. Esto suena difícil. ¿Quién no ama el queso? No te preocupes. Existen quesos veganos, al igual que yogures y leches vegetales.

9. Existen muchos alimentos con calcio que pueden sustituir a los lácteos: verduras de hoja verde, frutos secos, semillas, legumbres. También puedes optar por bebidas vegetales enriquecidas con calcio.

10. El huevo, al ser un alimento muy nutritivo y estar presente en muchas recetas, suele ser lo último en abandonarse. Pero no te preocupes, existen muchos sustitutos del huevo, sobre todo para hacer postres veganos.

11. Por el lado nutricional, las grasas equilibradas del huevo las puedes encontrar en los frutos secos y en el aceite de oliva extra virgen.

12. La miel no es tan habitual y no es tan saludable como se piensa. Es mejor si la evitas sea cual sea la alimentación que lleves. Pero si te encanta ponerle miel a tu ensalada de frutas, también existen opciones veganas como el jarabe de arce y el néctar de agave.

Si ya decidiste probar este tipo de alimentación, estos pasos te ayudarán a hacerlo sin sufrir. Recuerda que es mejor consultar a un nutricionista para evitar deficiencias en nutrientes. Encuentra la motivación adecuada para ser vegano y disfruta de este nuevo estilo de vida.

https://www.sportlife.es/nutricion/articulo/conviertete-en-vegano-en-12-pasos

    Comentarios