ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Porqué debes visitar Kuélap y otros atractivos imperdibles de Chachapoyas

Blog Single

El Complejo Arquelógico de Kuélap es un atractivo turístico ubicado en el Amazonas que cada año atrae a miles de turistas. Estos quedan maravillados con su milenaria estructura y alrededores, y se animan a conocer más de la cultura preinca Chachapoyas. Descubre los motivos por los que tu próximo viaje debería ser a este mágico lugar que estuvo oculto entre la maleza hasta 1843. 

 

El Complejo Arqueológico Kuélap

Se ubica en la cima de los andes amazónicos nororientales del Perú, en la parte alta de la montaña Barreta a 3,000 metros sobre el nivel del mar. Desde arriba, el verde paisaje muestra que la naturaleza privilegió este lugar, vestido de impresionante flora y fauna, que ofrece un viaje de aventura muy cerca al cielo.

Debido a su ubicación y estructura, esta selva montañosa situada en el Amazonas sirvió como defensa contra algunos rebeldes nativos que buscaban atacar a la zona. Sus montañas, rodeadas de densa vegetación, muestran desde lejos una muralla de piedra de 20 metros de altura que protege la ciudad. Esta fortaleza cuenta solamente con tres ingresos, todos en forma de callejones estrechos y amurallados.

Se cree que la palabra Kuélap proviene de la deformación de la palabra “Cónlap”, nombre de una aldeana que vivía en la región. La fortaleza alberga 505 viviendas, muchas de ellas de forma circular, mientras que en la parte exterior se ven 420 casas circulares de piedra con frisos en forma de rombos y zigzag.

¿Cómo llegar?

Fuente: peru.travel/es-pe/

Si quedaste maravillado con la también llamada “Fortaleza de Kuélap”, descubre qué más tiene por ofrecer su geografía: 

 

Los Vigilantes Sarcófagos de Karajía

Karajía son un conjunto de antiguos sarcófagos de formas humanas que llegan a medir hasta 2 metro y medio de altura. Según estudios, estos fueron elaborados entre los años 1000 a 1300 D.C.

Los Sarcófagos de Karajía son únicos, tanto por su tamaño como por su cuidadosa elaboración. El estar ubicados en lo alto de un barranco de difícil acceso ha permitido que se mantengan a salvo de los huaqueros y depredadores durante cientos de años.

¿Cómo llegar? Se debe ir al pueblo de Luya, a hora y media de Chachapoyas, para luego viajar 30 minutos más hasta San Miguel de Cruzpata, desde ahí hay que caminar alrededor de 45 minutos hasta los sarcófagos.

 

Los Coloridos Mausoleos de Revash

Los Mausoleos de Revash fueron sepulcros colectivos construidos en medio de un imponente barranco. Los antiguos Chachapoyas diseñaron algunas de estas “casas funerarias” sobre cuevas naturales y otras de ellas excavadas en las paredes rocosas del cerro.

Fotografía: Arturo Bullard. 

Muchas de estas construcciones tienen dos niveles, decoradas con ventanas en forma de T, cruz o rectangulares. Sobre las paredes encontramos pinturas rupestres en las que destacan las llamas, los círculos y algunos símbolos abstractos.

¿Cómo llegar? A Revash se llega caminando. Hay dos rutas, un sendero que asciende desde el pueblo de Hierba Buena hasta los Mausoleos (camino más duro que toma casi dos horas); y la segunda, desde el poblado de San Bartolo, con ligeras subidas y bajadas, que demanda máximo una hora.

 

La Laguna de los Cóndores o Laguna de las Momias

Se le denomina Laguna de los Cóndores porque las primeras personas que la descubrieron cuentan que vieron a estas aves de rapiña volando alrededor de esta hermosa laguna. Por otro lado, recibió el nombre de Laguna de las Momias, porque en su entorno se encuentran antiguas construcciones donde se hallaron fardos funerarios, ofrendas y más de 200 momias de la cultura Chachapoyas. Estas últimas se encuentran en el Museo de Leymebamba.

Fotografía: Arturo Bullard.

¿Cómo llegar? El acceso parte del pueblo de Leymebamba, donde arranca un sendero de más de 35 km. con empinadas subidas y bajadas. Hacer ese recorrido, desde la base de la laguna, toma entre 10 y 12 horas a pie, aunque también existe la posibilidad de hacer parte de ella a caballo.

 

La Catarata de Gocta

Gocta, junto a Kuélap, es uno de los dos destinos tradicionales de la zona de Chachapoyas. Esta inmensa catarata de 771 metros, también conocida como La Chorrera, estuvo ahí por miles de años sin que los humanos se acerquen, pues creían que en ella vivía una bella sirena rubia que los conquistaría y ahogaría en sus aguas.

En los alrededores de Gocta, con algo de fortuna, podremos observar al Gallito de las Rocas, el ave nacional del Perú.

¿Cómo llegar? Hay dos rutas, la más tradicional es por el pueblo de Cocachimba donde se llega hasta la parte baja de Gocta. La otra es por el pueblo de San Pablo, es más simple y llega al punto donde cae la primera cascada y empieza la segunda.

 

Como puedes ver, el Complejo Arqueológico de Kuélap tiene mucho por ofrecer, pero la selva a su alrededor también impresiona con sus majestuosos atractivos. Si tienes la oportunidad de programar un próximo viaje, anímate a visitar Chachapoyas, de preferencia entre mayo y septiembre ya que es la época de menos lluvia.

 

Fuentes: ArturoBullard.com / www.peru.travel

2.8 | 7

    Comentarios