¿Por qué cada día te cuesta más concentrarte?

Blog Single

Empezamos el día con los mejores ánimos, nos sentamos a hacer nuestros pendientes y de pronto ya es hora de almuerzo y no logramos nada productivo. ¿Qué pasó? Se nos fue el día entero en distracciones a nuestro alrededor, pero ¿por qué es tan difícil concentrarnos?

Muchas personas tienen como uno de los principales obstáculos a un día productivo, la fatiga. El solo hecho de dormir una hora más tarde de lo usual, genera cambios en nuestra capacidad de concentración. Cuando estamos acostumbrados a un cierto ritmo de vida, nuestro cerebro se adecúa a este y hacerlo trabajar bajo condiciones de fatiga, reduce nuestra productividad.

El stress por sobrecarga nos hace entrar en ‘trompo’. Mientras más pendientes tengas, tus niveles de stress irán aumentando. Mientras más estresado te sientas, tendrás más dificultad para concentrarte, así que procura programar tu tiempo y determinar fechas y horarios para empezar y terminar ciertas tareas.

A veces creemos que somos capaces de hacer diez cosas a la vez y que ello nos permitirá estar libres rápidamente. El multitasking, contrario a lo que se cree, no es tan beneficioso, ya que nuestra atención se divide entre todas las cosas que queremos hacer a la vez y podemos terminar de manera exitosa con alguna tarea en particular.

La combinación de estos factores, sumados a las preocupaciones de nuestra vida personal pueden hacer de nuestra concentración diaria, un verdadero caos.


¿Qué hacer para concentrarnos?

  • Ten una dieta balanceada: Alimentarnos con una dieta rica en proteínas nos ayuda a estar despiertos y alerta. Dos huevos de desayuno acompañados de un jugo natural nos dará las energías necesarias para afrontar el día. Procura ingerir alimentos que te harán más productivo.
  • Guarda tu teléfono: Recibir constantes notificaciones en nuestros teléfonos genera ansiedad y hace que nos desconectemos, por cortos pero intermitentes plazos, que no permitirán que continuemos con nuestros pendientes de manera eficiente.
  • Duerme al menos 6 horas: Cada día procesamos una gran cantidad de información y por las noches nuestro cerebro necesita hacer una “limpieza” para estar disponible al 100% para lo que el siguiente día depara. Descansar entre 6 a 8 horas por noche, le dará la pausa a tu cuerpo y tu cerebro que tanto necesitan.
  • Programa tu día: Usa 15 minutos de cada mañana para planear las actividades que tendrás y los pendientes que deben realizarse, así reducirás tus niveles de stress y tendrás tranquilidad por la sensación de tener las cosas bajo control.
  • Prioriza tareas: Entre todas las cosas que tengamos por hacer, si bien algunas son muy pequeñas y sencillas, no son tan urgentes. Procura siempre terminar con lo más importante y si te queda tiempo extra, avanzas con lo demás.

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios