ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Lo dice la ciencia... ¡quítate los zapatos al entrar a casa!

Blog Single

Lo que toda la vida te ha parecido una costumbre extraña y foránea del mundo oriental podría convertirse en la mejor manera de crear un entorno más saludable para todos en tu casa. ¿Por qué?

Al no quitarnos los zapatos antes de entrar a la casa, estamos trayendo con nosotros un sin fin de bacterias y gérmenes que podrían generarnos complicaciones de salud bastante serias, según revela un artículo de LifeHack. Una reciente investigación de la Universidad de Houston encontró que alrededor de 40% de personas que no se quitan los zapatos antes de entrar a casa probablemente estén cargando y esparciendo una bacteria conocida como Clostridium difficile.

¿Y cuál es el efecto de esta bacteria en nuestro cuerpo? Pues, malestar estomacal, diarreas y fiebres. Lo peor de todo es que es resistente a la mayoría de antibióticos.


Otras bacterias peligrosas, como el E. Coli, también podrían estar esparciéndose por tu casa desde la suela de tus zapatos favoritos.

Al no dejar tus zapatos afuera o en la entrada, estás trayendo en tus suelas polvo, restos de materia fecal, por solo mencionar lo más evidente. De ahí que nos estemos privando de caminar descalzos sin temor a ensuciarnos o cortarnos. Si tienes hijos pequeños, también deberías considerar las ventajas de dejar los zapatos en la puerta de la casa: imagina a tus bebés gateando y metiéndose las manos a la boca casi inmediatamente después. ¿Ya te imaginas todo lo que están ingiriendo cuando traes materias de la calle con tus zapatos?

Puedes adoptar nuevos hábitos e instalar un módulo o estuche en el que los miembros de tu familia y tus invitados puedan dejar sus zapatos antes de entrar a la casa.

Piensa en todos los beneficios adicionales a los que te hemos contado: vas a aspirar menos seguido, vas a tener menos polvo en la casa, vas a respirar mejor. Y todo en pantuflas.

1.8 | 25

    Comentarios