ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Los sorprendentes beneficios neurológicos de tocar un instrumento musical

Blog Single

Antes que todo hay que dejar en claro algunas cuestiones sobre la música. 

Estudios sugieren que es beneficiosa para la salud y hasta puede ayudar en el tratamiento de dolores crónicos, pero lo que no hará es volver a una persona más inteligente. En serio, no lo hará. Seguramente escuchaste algo al respecto, pero no es más que un mito que surgió de la mala interpretación de un estudio realizado en los años 90 sobre los efectos positivos de la música. 

El mito es conocido como el 'Efecto Mozart' y señala que si un bebé escuchaba música de Mozart sería más inteligente. Lo cierto es que el escuchar música del género que sea mejora temporalmente la capacidad para resolver problemas espaciales y de figuras geométricas, pero no volverá a alguien en el futuro Einstein.

Esto se pudo corroborar en 2006, luego de que se estudiaran los efectos de la música en ocho mil niños. La investigación, de origen británico, expuso a un grupo de niños a diez minutos de la música de Mozart y a otro a escuchar una secuencia de tres canciones de la banda pop Blur. Los investigadores observaron que quienes habían escuchado pop rendían mejor en las pruebas que quienes habían escuchado a Mozart.

En ese sentido, no importa el tipo de música que escuches, esta mejorará tu capacidad para resolver problemas, pero de manera temporal. 

Más que escuchar es aprender

Entonces, queda claro que escuchar música no volverá a nadie más inteligente. Sin embargo, hay una forma en que la música puede mejorar las habilidades cognitivas y es aprendiendo a tocar un instrumento.

Así lo pudieron comprobar investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá), quienes realizaron un estudio con niños de 6 años. A un grupo se les impartió clases de piano y voz, mientras que a otro grupo no. Tras revisar los resultados concluyeron que aprender a tocar un instrumento musical puede ayudar a mejorar el cociente intelectual en general e incrementar las habilidades para las matemáticas.

Otro estudio realizado por el Instituto para el Aprendizaje y Ciencias del Cerebro (I-LABS) reveló que el aprendizaje temprano de música tiene efectos beneficiosos sobre las capacidades cognitivas de los bebés, es decir, favorece en el aprendizaje del lenguaje y potencia el desarrollo de habilidades de percepción.

Fuente: La Vanguardia

1.5 | 16

    Comentarios