ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

Logra todos tus objetivos este 2018 con estos tips

Blog Single

A pocos días de acabar el 2017, es inevitable pensar en las cosas que queremos para el próximo año y en los objetivos que quizás nos trazamos el año anterior y no cumplimos: Meternos al gimnasio, ahorrar dinero o estudiar algún curso extra. Sea lo que sea que no hayas cumplido, estamos seguros de que, con estos tips, el años que viene sí lo harás.

 

El español experto en desarrollo personal, Miguel Guzmán, nos da 8 claves adaptadas de la Programación Neurolingüística para cumplir con nuestros obejtivos y no tirar la toalla antes de tiempo. ¡Lee con atención!

 

1. Enunciado en positivo

Nuestro cerebro tiende a enfocarse en aquello en lo que pensamos, por ejemplo, cuando deseamos comprar un coche nuevo, por la calle tendemos a fijarnos en los coches que nos gustan. En lugar de pensar qué no queremos, es más útil pensar qué queremos y fijar nuestras metas a partir de eso:

  • Quiero dejar de ser perezoso → Quiero ponerme en forma.
  • Quiero dejar de estar gordo → Quiero estar en mi peso ideal.
  • Quiero dejar de ser pobre → Quiero aumentar mis ingresos.

 

2. Meta bajo tu control

Nuestro objetivo tiene que depender de nosotros mismos y no de los demás. Cuando definimos objetivos y planes que dependen de los demás, estamos dejando fuera de nuestro control su cumplimiento:

  • “Voy a tener pareja” → “Voy a salir a conocer gente”.
  • “Voy a levantar 90 kilos” → “Voy a ir al gimnasio regularmente”.
  • “Voy a llegar a 1.000 suscriptores en el blog” → “Voy a escribir regularmente en el blog”.

 

3. Especificar

Un objetivo ambiguo nos dará resultados ambiguos. Si nuestro objetivo es tan genérico como “ir más al gimnasio” o “comer menos comida chatarra”, no tendremos claro si lo estamos consiguiendo o no. Si trabajamos sobre metas concretas, obtendremos resultados concretos:

  • Voy a ir más al gimnasio → Voy a ir 3 días a la semana al gimnasio.
  • Voy a escribir más en el blog → Voy a escribir mínimo 1 vez a la semana en el blog.
  • Voy a aprender a tocar guitarra → Voy a tocar la guitarra media hora todas las tardes.

 

4. Tamaño apropiado

Los proyectos demasiado ambiciosos son fáciles de abandonar, hay que abarcar cosas que veamos que están a nuestro alcance. Igualmente, los proyectos demasiado fáciles no nos permiten salir de nuestra Zona de Confort ni nos aportan progresos tangibles. Nuestro objetivo tiene que ser retador, pero alcanzable.

Por ejemplo, si nunca has ido al gimnasio, no vas a pretender ir desde mañana 3 horas diarias.

 

5. Objetivo motivador 

Si tu objetivo será aprender a preparar ceviche pero destestas cocinar, obviamente no funcionará. Ponernos un montón de objetivos solo por tener muchas cosas que hacer, sin que necesariamente nos apasionen, solo servirá para tener una larga lista de objetivos abandonados a lo largo del camino.

 

6. Recursos necesarios

Los recursos son aquello que nos hace falta para conseguir nuestro objetivo y se pueden encontrar dos tipos de recursos, los externos e internos.

  • Los recursos externos son aquellos que están fuera de nosotros, básicamente los podemos resumir en tiempo, dinero y energía. Si quieres ir al gimnasio tendrás que buscar el hueco en tu agenda y además pagar la cuota del gimnasio. 

  • Los recursos internos son los que tendrás que potenciar para lograr tus objetivos. Por ejemplo, si quieres encontrar pareja tendrás que aumentar tu sociabilidad (además de la habilidad de socializar, nos referimos a las ganas de conocer gente y conectar con otras personas).

 

7. Intención Positiva

Para cambiar tu situación tienes que encontrar una manera de mantener esa intención positiva. Si nos ponemos un objetivo que nos quita algo que para nosotros es positivo, seguramente abandonaremos ese objetivo o aparecerá algún perjuicio secundario.

Por ejemplo, si fumamos para relajarnos y dejamos de fumar de un día para otro, nos puede generar ansiedad. Para calmar esa ansiedad de dejar el tabaco puedes recurrir a chicles de nicotina o, aún mejor, a técnicas de meditación contra el tabaquismo.

 

8. Piensa en los resultados

Es importante tener en cuenta cómo va a afectar el objetivo (tanto el perseguirlo, como el conseguir los resultados finales) al conjunto de nuestra vida. Por ejemplo, si empiezas una dieta y las personas con las que vives no, seguramente tendrás que cocinar algo diferente de lo que coma el resto y eso puede suponer un trabajo adicional innecesario.

Por eso, al plantearte un objetivo y al obtener los resultados finales, debes preguntarte "¿cómo va a afectar a mi vida?", "¿cómo va a afectar a mi entorno, a mi familia o a las personas que me rodean?"

 

Adicionalmente, se recomienda que periódicamente hagas una revisión de cómo vas en el cumplimiento de tus objetivos para que no pierdas el horizonte de lo que quieres lograr. ¡Mucha suerte!

 

Fuente: Vivirlomaximo.

2.9 | 34

    Comentarios