Deja de compararte con otros en las redes sociales. Te estás haciendo daño

Blog Single

Hoy en día parece imposible ingresar a las redes sociales sin sentir que a tu vida le falta algo. Mientras que tú revisas Facebook desde tu oficina, algún conocido tuyo acaba de subir una foto soleándose en la playa. O mientras que tú te sigues preguntando cuándo encontrarás al fin al amor de tu vida, te topas con una publicación de que otra chica más de tu promoción del colegio se acaba de comprometer.

Es normal entrar en dudas en momentos como esos. “¿Así debería ser mi vida también?”, “¿Por qué todos la pasan tan bien y yo no?”. Pero es en momentos como esos en los que debemos recordar algo muy simple. Que las redes sociales y la realidad son dos cosas completamente distintas. 

La verdad detrás de cada selfie

Ponte a pensar. ¿Acaso tú, cuando estás pasando por un mal momento en tu vida, subes imágenes a Facebook para compartir tu desgracia? No. Y sucede lo mismo con tus amigos y conocidos. Las fotos que se comparten en redes sociales existen para hacernos sentir bien con nosotros mismos y compartir con los demás la alegría y buenos momentos por los que estamos pasando. Pero la vida de nadie es perfecta. Solo porque alguien esté buceando en la playa mientras tú trabajas no significa que tenga menos problemas que tú. Es por eso que jamás debemos compararnos con otras personas, ya que todos tenemos una historia o un lado que no mostramos a los demás.

Cada quien tiene su propio ritmo

Debes darte cuenta de que no existe tal cosa como estar estancado. Todos avanzamos, todos fluimos, pero a diferentes ritmos. Tal vez tu mejor amiga ya se casó y tú acabas de terminar con tu enamorado, pero eso no significa que su vida sea mejor que la tuya ni que su futuro sea más prometedor, simplemente significa que el destino la llevo por diferentes caminos y que tú estás siguiendo el tuyo propio.

Los japoneses tienen un concepto llamado Ikigai, el cual significa “la razón de vivir” o “la razón de ser”. La próxima vez que te sientas estancada, piensa en cuál es tu propio ikigai, por pequeño que sea, y aférrate a él.

Fuente: Huffington Post

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios