¡Cuídate tú también! Consejos para cuidar a un pariente con problemas de salud

Blog Single

Tener un familiar enfermo y asumir su cuidado, es todo un reto. El proceso de aprendizaje sobre el trato y los cuidados es largo y puede estar lleno de frustraciones, pero con el conocimiento necesario y siguiendo ciertas pautas, es posible reducirlas y ayudar de manera más eficiente a quien lo necesita. 

Informarse

Buscar toda la información necesaria sobre el mal que aqueja a nuestro familiar es el primer paso. Empaparnos con todo lo referido a la enfermedad, cuidados y tipo de alimentación. Esto nos ayudará a estar preparados y a afrontar de forma más eficiente los desafíos que se nos presenten. 

Buscar apoyo

Conocer casos similares también es de gran ayuda. Hay familias que vienen enfrentando situaciones similares y pueden ayudarnos con su experiencia. Además, nos sentiremos acompañados. 

También existen grupos de apoyo donde se comparte información sobre precios de medicamentos, tratamientos y consejos muy útiles. Estos grupos pueden encontrarse en las redes sociales. 

Proteger a nuestro ser querido

Muchas veces los derechos de las personas con algún problema de salud o discapacidad son vulnerados, especialmente en los servicios de uso público como el transporte, centros de recreación o incluso hospitales. Defender a nuestro familiar enfermo de manera eficiente ayudará a que pueda recibir un mejor servicio. Hay leyes que debemos conocer y luchar por que se cumplan. 

Otro punto importante es informar a otras personas sobre los cuidados de nuestro familiar. 

Tomar decisiones acertadas

Si bien nuestro familiar enfermo se ha vuelto, hasta cierto punto, dependiente, el hecho de cuidarlo no implica arrebatarle su libertad. Dentro de sus posibilidades, nuestro ser querido puede llevar su vida de forma autosuficiente. Dejarle responder preguntas sobre su enfermedad o permitirle realizar algunas actividades en casa o fuera de ella es muy importante. A nadie le gusta sentirse como una carga. 

Cuidarnos

Así como cuidamos de nuestro familiar enfermo, también debemos tomarnos un tiempo para cuidar de nosotros mismos. Es importante tomarnos un descanso y delegar el cuidado de nuestro familiar a otras personas confiables. Hacer deporte o salir con amigos nos ayudará a recargar energías y ser cuidadores más eficientes. no hay que atormentarse intentando ser perfectos.

Fuente: CDC

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios