7 cosas que te hacen ser un gran padre

Blog Single

Ser un gran papá no tiene que ver con castigar a los niños ni con comprar muchos regalos. A veces, cosas tan pequeñas como tener gestos de afecto y preocupación son suficientes. Para celebrar a ese hombre que siempre está detrás nuestro, cuidándonos, aquí recordamos 7 cosas que los convierte en grandes padres.

1. Reconocen su influencia sobre sus hijos

Los padres son la primera referencia de sus hijos. Viendo a su padre, un niño aprenderá de respeto y honor. Aprenderá a resolver problemas y a aprovechar las oportunidades. Un buen padre reconoce eso y actúa de modo que su influencia sea lo más positiva posible sobre la vida de su hijo.

2. Escuchan a sus hijos

Lo más difícil al momento de escuchar a otra persona es intentar no imponer nuestro punto de vista y juzgar lo que se nos está diciendo. Como padre, puede tomar un tiempo hacerlo, pero con un poco de paciencia y amor notarás que tus hijos desarrollarán su confianza en ti y estarán abiertos a compartir todo tipo de experiencias y dudas contigo.

3. Buscan intereses en común

Conforme los hijos van creciendo, cada vez se hace más complicado seguirles el paso con la personalidad única que desarrollan. En lugar de forzarlo a practicar ese deporte que tanto le gusta o de escuchar la música de su juventud, un buen padre buscará gustos en común con sus hijos y los usará como excusa para pasar tiempo juntos.

4. No temen a las charlas importantes

Siempre habrán conversaciones que puedan parecer difíciles en un principio, pero que terminarán resultando más cómodas de abordar con un poco de apertura y paciencia. Lo importante es tener una buena disposición para enseñar y escuchar. Las dudas sobre el sexo, la vida y las relaciones son un aspecto más del crecimiento, así que lo mejor es tomarlo con naturalidad.

5. Se enfocan en lo positivo

Los medios de comunicación hacen sentir inseguros a los niños con sus modelos perfectos, las noticias están llenas de tragedias y la economía muchas veces no van tan bien, pero un buen padre siempre será un soporte para sus hijos. Lo importante es destacar lo positivo y mejorar lo que puede ser mejorado.

6. Se preocupan por lo espiritual

Sea que tengas una formación religiosa o no, es importante mostrarle a los chicos a ver más allá de lo superficial. Los buenos padres prestan atención a este aspecto e impulsan a que sus hijos se encuentren con ellos mismos y se hagan su propio lugar en el mundo.

7. Pasan tiempo a solas con sus hijos

Entre el trabajo, la familia y las demás obligaciones, un buen padre sabe darse tiempo para disfrutar de sus hijos y convertir un momento cotidiano en un recuerdo memorable. Se trata de crear un vínculo más parecido al que se tiene con un amigo. 


Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios