ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

5 cosas que no volverás a guardar en tu baño

Blog Single

¿Cuántas de estas cosas guardas en el baño? Seguro que la mayoría, ¿no? Tal vez suene contraintuitivo no guardar o almacenar estos artículos en el baño. Pero te vamos a explicar por qué tiene sentido ir contra tu intuición y lo que crees saber. Es por tu bien. Mucha atención.

Cepillos de dientes

Un estudio realizado por la Universidad de Quinnipac reveló que tras realizar un estudio en los dormitorios de su campus halló que 60% de los cepillos de dientes de baños compartidos tenían rastros de materia fecal. Ahora, si piensas que la solución es cubrir la escobilla con algún protector o lámina, estás lejos de una solución más salubre. De hecho, al hacer esto estás favoreciendo un entorno ideal para que aparezcan hongos, moho y demás microorganismos. Dejar el cepillo en tu cuarto u otro espacio de la casa distinto de aquel en el que lo usas es lo mejor, aunque suene ilógico o poco conveniente. 

Pastillas anticonceptivas

Los cambios constantes de temperatura y humedad en el baño, sobre todo en invierno y épocas de duchas calientes hacen que este tipo de pastillas, así como otros medicamentos tales como antigripales, analgésicos y antihisamínicos pierdan efectividad e incluso expiren antes de la fecha indicada. Los remedios deben guardarse en un lugar seco, ventilado y limpio. Un cajón en tu escritorio o mesa de noche suena más apropiado

RELACIONADO: LO DICE LA CIENCIA, ¡NO TIENDAS TU CAMA!

Navajas de afeitar

No quieres conservar una navaja de metal en un lugar tan húmedo. Se oxidará más rápido y el riesgo de infecciones al cortarte crece exponencialmente. Lo mejor es almacenarla en el mismo lugar en el que guardas tus medicamentos y pastillas: lejos del baño. 

Maquillaje

Guardar tu maquillaje en el baño también es una pésima idea. Tal como ocurre con los dos últimos ítems, estos se echarán a perder debido a la humedad y los cambios de temperatura. Degradarse de esa manera podría provocar que alguno de esos cosméticos genere una reacción alérgica inesperada en tu cara. 

Perfumes

El calor de tus duchas de invierno contribuirá a fermentar y avinagrar tus fragancias favoritas en un tiempo relativamente corto. Del mismo modo, guardar los frascos y botellas cerca a las ventanas puede contribuir a que se evapore más rápido. ¿Sabes cuál es el mejor lugar para conservarlos y que mantengan su fragancia original por más tiempo? El refrigerador. ¡En serio!

Fuente: Prevention

1.1 | 434

    Comentarios