ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

3 errores comunes en entrevistas de trabajo y cómo evitarlos

Blog Single

Los que hemos pasado por más de una entrevista de trabajo en nuestro vida (es decir, la mayoría de nosotros), sabemos que el prospecto puede ser aterrador. La perspectiva de tener que "vendernos" en pocos minutos entre un grupo inmenso de trabajadores con calificaciones similares a las nuestras muchas veces nos paraliza o nos hace reaccionar impulsivamente para destacarnos. Sin embargo, la solución a estos problemas muchas veces pasa solo por llegar a la entrevista bien preparados y listos para manejar las situaciones que puedan aparecer. 

Por eso, hemos pensando en 3 errores muy comunes que se dan en entrevistas de trabajo y te planteamos algunas alternativas para evitarlos o aprender cómo manejarlos. 

Error #1: No estar preparado

No estar preparado, evidentemente, tiende a arruinar nuestras oportunidades de conseguir un trabajo. La solución es sencilla.... ¡estate preparado! ¿Cómo? Bueno, ahí el asunto es un poco más complejo. La buena preparación tiene varios elementos:
  • Analiza la descripción del trabajo y cómo encajas con esta. Encuentra los puntos en común entre lo que piden y tu talento. Esto te permitirá estar adecuadamente preparado para una de las preguntas más comunes en una entrevista de trabajo: "¿Por qué deberíamos contratarlo?"
  • Conoce bien la empresa: identifica la misión de la empresa o sus objetivos, conoce su estructura interna y sus alianzas externas; familiarízate con sus productos, etc.
  • Llega a tiempo a la entrevista: si es posible, anda alguna vez antes, para que sepas exactamente cuánto te toma llegar.  

Error #2: Verte molesto o vengativo


Hagas lo que hagas, no despotriques contra tu trabajo anterior o contra el que estás intentando dejar, no importa qué tan malo haya sido. Los empleadores quieren a una persona que contribuirá a un buen ambiente en la oficina, no a uno con historias negativas. No hables mal de tu antiguo (o actual) empleador; de hecho, ¡no hables mal de nadie! Intenta proponer todo en positivo. Si estás aburrido de tu actual trabajo, en lugar de decirlo explícitamente, tan solo responde algo como: "Siento que he aprendido mucho de mi actual trabajo y que estoy listo para aplicar todo lo que he aprendido en un nuevo contexto".

Error #3: No hacer preguntas sobre el trabajo

La ausencia de preguntas sobre un potencial trabajo sugiere falta de interés. Haz preguntas que te permitan entender mejor los términos del empleo y haz las preguntas correctas. Las preguntas sobre ascensos, vacaciones y beneficios no suelen ser bien percibidas en la primera entrevista de trabajo; espera a ser llamado a una segunda o tercera ronda para transmitir estas dudas. De lo contrario, podrían pensar que ya estás pensando en cómo conseguir más beneficios personales o trabajar menos incluso antes de haber conseguido el puesto. 

Pregunta en cambio sobre las tareas del trabajo o las expectativas.  

(Con información de Huffington Post)

1.1 | 122

    Comentarios