3 conmovedores actos de amabilidad frente a extraños

Blog Single

A veces resulta muy sencillo pensar que las personas son egoístas o que solo piensan en su propio beneficio. Todo el tiempo escuchamos sobre cómo alguien intentó aprovecharse de otra persona o sobre alguna mala noticia en algún lugar del mundo. Sin embargo, la verdad es que las personas también llevan a cabo acciones desprendidas y altruistas todo el tiempo... y a veces para completos extraños. Reunimos aquí 3 historias de conmovedores actos de amabilidad realizado por un extraño para otro. 

1. El donante inesperado

Craiglist es una página de Estados Unidos donde los usuarios ponen a la venta productos o servicios para que otros puedan adquirirlos o realizan pedidos de compra para que alguien pueda hacerles llegar lo que necesitan. También es la página donde comenzó esta increíble historia.

Glenn Calderbank estaba mirando la sección de productos de construcción en Craiglist cuando descubrió un aviso en el que una persona pedía una donación de un riñón para su esposa, que había sido diagnosticada con una enfermedad autoinmune. A pesar de que algunos de sus amigos se habían ofrecido como donantes, ninguno había sido compatible. Su esposo, en la búsqueda desesperada por un riñón, decidió colocar un aviso en Craiglist, pero por error lo hizo en la sección de construcción. 

Para Calderbank, era una señal: su esposa había muerto hace 10 años por una falla renal. En ese momento, él también intentó poner un aviso en el periódico, pero  no lograron encontrar a un donante compatible. Por eso, al encontrar el pedido de donante (y por una equivocación) se convenció: era su misión salvar la vida de esa mujer. Y así lo hizo hace algunos días, cuando entró en operación para completar la donación. 

2. Una ayuda en un momento difícil

Una mujer en Australia compartió en Facebook lo que le sucedió al salir del hospital después de estar allí con su bebé de nueve semanas. Según cuenta: "En los últimos días, he estado en el hospital con mi hijo. Fuimos dados de alta hoy y mientras caminaba a mi auto, noté que tenía una multa de estacionamiento. Después de esos días en el hospital, lo que menos necesitaba era una multa. Para mi sorpresa, abrí el sobre y encontré una nota de una maravillosa mujer llamada Laura. Espero que Laura vea esto y sepa cuánto aprecio su apoyo".

La nota dice: "Hola, Vi que tu auto tenía una multa de estacionamiento. Estoy segura de que lo que estás viviendo en el hospital es suficientemente difícil, así que la pagué por ti. Espero que las cosas mejoren". 

3. La luz también se enciende en Perú

Hace un par de años, una avioneta con tres enfermos graves logró despegar de un poblado sin luz eléctrica gracias a que lo mototaxistas de la zona se unieron para iluminar la pista de despegue con las luces de sus vehículos. Los enfermos necesitaban ser evacuados, pero el aeródromo no tenía luces para realizar vuelos nocturnos, por lo que estos se hacían siempre de día. Sin embargo, un parto en el pueblo se complicó y el médico local ordenó que tanto la madre como el hijo fuesen evacuados, en un intento por salvar su vida. Mientras, tanto, según reporta Sophimanía, "llegaba del pueblo loretano de Orellana un joven de 17 años, Samuel Tamani Sinaragua, con síntomas de leptospirosis sin posibilidad de tratamiento en el Centro de Salud de Contamana, que carece de las medicinas adecuadas. Su vida también dependía de ser evacuado. Ya eran tres las personas que dependían de ese vuelo". 

Entonces, una radio local realizó un llamado de ayuda: necesitaban iluminar la pista para que la avioneta pudiera despegar. Así lo anunciaron por la emisión radial.... y trescientos mototaxistas acudieron en auxilio. "Estaba escuchando la radio y al enterarnos de esta emergencia comenzamos a pasarnos la voz entre los mototaxistas", afirmó un mototaxista de la zona. Gracias al altruismo de estos héroes anónimos, las tres personas se lograron salvar. 

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios