ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

10 tips para dar un buen discurso claro y sin nerviosismo

Blog Single

A veces las mejores ideas no son bien recibidas porque al momento de transmitirlas no somos claros, abusamos de las pausas o el exceso de muletillas hace que nuestras oraciones parezcan inconclusas. Para que eso no te suceda durante una exposición o discurso, aquí te compartimos 10 tips que mejorarán tus habilidades de comunicación.

De acuerdo a la reconocida revista Forbes, un discurso simple es el más efectivo; solo debes concentrarte en marcar un inicio, una parte central y un final claros. Pero para que tu exposición sea efectiva, incluso desde antes de pararte frente a tu audiencia, sigue estos 10 tips:

 

1. Practica con anticipación


Usualmente algunos practican frente a un espejo, sin embargo, este podría ser un objeto distractor. Los expertos sugieren que es mejor practicar en la ducha y repasar el discurso mentalmente. Para prepararse mejor, la práctica debe hacerse en voz alta y si se quiere subir el nivel de preparación, podría ser frente a una audiencia pequeña. Y si puedes ensayar en el espacio donde harás la presentación real hazlo, eso te dará una ventaja real. 

 

2. Adquiere confianza


Una vez en el lugar donde darás tu discurso, trata de hablar con algunas personas que escucharán tu exposición, para que puedas concentrarte en algunas caras amigables, especialmente si te pones nervioso. Mentalmente puedes dividir tu auditorio en dos, al hacer contacto visual con una persona amigable en el cuadrante uno, todos a tu izquierda pensarán que estás hablando con ellos.

Luego haz lo mismo en el cuadrante dos. Así tu discurso parecerá una serie de conversaciones con diferentes personas en toda la sala.

 

3. Prepárate con algunas técnicas de relajación


Si estás nervioso antes de acercarte al escenario, respira profundamente unas cuantas veces. Imagínate a ti mismo dando un discurso exitoso. Durante los primeros minutos la mayoría de la gente se pone nerviosa, respirar con profundidad te ayudará a canalizar esa adrenalina en energía positiva.

 

4. No leas tu discurso


Di tu discurso desde el corazón o usa tarjetas de notas donde hayas enumerado los títulos que abordarás. Si te quedas en blanco a mitad de tu exposición, respira profundamente, mira tu tarjeta y sabrás qué punto abordar a continuación. 

 

5. Párate derecho


Ya sea que camines por el escenario o estés detrás de un atril, trata de mantener una buena postura. un truco es imaginar que tu cabeza está sujeta por una cuerda.

 

6. Llama la atención con un anécdota


Las personas a menudo cometen el error de comenzar los discursos dando las gracias al presentador o expresando su felicidad por estar allí. En lugar de eso, comienza con una pequeña historia que sugiera cuál es el tema sin revelarlo todo; podría ser un dato estadístico, una pregunta o algún tipo de interacción con la audiencia.

 

7. Hazlo simple


Olvídate de las presentaciones de PowerPoint y un montón de datos. Recuerda que la gente no recordará todo tu discurso, por eso concéntrate en el tema y hazlo simple. Los mejores discursos incluyen un mensaje claro y relevante, y algunas grandes historias para ilustrar ese mensaje.

 

8. Que sea breve


Un discurso o exposición no debe durar más de diez minutos, aseguran los expertos de Forbes. Incluso podrías calcular para que dure entre cinco a siete minutos, así, sumando tus pausas y comentarios del público llegarás a los diez minutos. 

 

9. Usa un lenguaje corporal que te haga parecer cómodo


Si muestras signos de nerviosismo, como cruzar los brazos o cogerte las manos delante del estómago, tu público sentirá tus nervios y estará menos abierto a escuchar tu mensaje. De ser necesario, debes fingir que la estás pasando bien y que quieres que la audiencia también la pase bien. 

 

10. Utiliza puentes para unir ideas

Utiliza distintas frases como puente. Puedes incorporar frases en tu discurso para unir y acentuar las ideas según el sentido de lo que expresas. Algunos ejemplos son: "además", "de igual forma", "me interesa resaltar", "quisiera enfatizar", "una idea central de este aspecto es", "tal como hemos visto" o "sin embargo".

Ahora ya tienes todas las herramientas básicas para estar preparado.


Fuente: Forbes.

3 | 8

    Comentarios