Radar: Estos son los carnavales más coloridos del Perú

Blog Single

Febrero es sinónimo de carnavales y de coloridas fiestas que se realizan en diferentes puntos del país. En varias regiones, los carnavales no solo comprenden juegos con agua y pintura, sino una variedad de actividades como pasacalles, danzas, concursos y música alegre. 

Esta festividad congrega a personas de la zona y turistas de diferentes partes del Perú y del mundo que buscan divertirse a lo grande, porque así son los carnavales en el Perú, grandes fiestas que duran días y hasta semanas y en las que se convergen todas las tradiciones, costumbres y delicias gastronómicas de cada región. 

Carnaval de Huaraz

Con la llegada de febrero, la ciudad ancashina se pone de fiesta. Diversas son las actividades que los residentes realizan con motivo de los carnavales: concursos de deliciosas comidas y postres típicos de la región, el gran rompecalle del carnaval, misa de cruces, elección y coronación de la reina del carnaval, entre otros eventos.

Las celebraciones comienzan en febrero y se extienden hasta inicios de marzo. Una fiesta de integración en la Plaza de Armas, donde se premia a los barrios ganadores que participaron del carnaval, pone fin al esta colorida y alegre celebración en la que convergen las tradiciones y costumbre propias de la hermosa ciudad de Huaraz.

Carnaval de Ayacucho

Una de las celebraciones más esperadas es el tan popular Carnaval de Ayacucho, una festividad que se expresa la sensibilidad, creatividad y tradiciones del pueblo ayacuchano a través de su música, bailes, cánticos, comida, comparsas y del infaltable Ño Carnavalón. Esta festividad es de carácter ritual, pues en él se expresa un tributo a la Pachamama o madre tierra. Por estas razones, el Carnaval de Ayacucho fue declarado como Patrimonio Cultural de la Nación.

Este año el carnaval se iniciará el día 25 de febrero y terminará el 1 de marzo. Se estima que para esta edición más de 25,000 turistas lleguen hasta Ayacucho para disfrutar de esta enorme fiesta cargada de mucha tradición, deliciosos aromas gastronómicos y sobre todo de abundante alegría.

Carnaval de Cajamarca

Febrero es un mes cargado de muchas celebraciones y actividades gastronómicas. culturales y folclóricas, siendo el gran corso y la llegada del Ño Carnavalón las más esperadas. El Carnaval de Cajamarca es uno de los más importantes del país y es por ello (y por todo lo que trae consigo) que esta región es considerada como la 'Capital del Carvanal Peruano'.

Esta festividad se caracteriza por sus coplas de carnaval, música alegre, disfraces coloridos y juegos con pintura y agua, así como por la infaltable, refrescante y deliciosa chicha de jora.

Carnaval de Iquitos

La sierra del país no es el único lugar en el que se realizan celebraciones por los carnavales, también la amazonía se une al derroche de alegría. En los barrios de Iquitos se instalan las llamadas 'humishas', denominación que se les da a las palmeras adornadas con globos, telas, regalos y racimos de pijuayo. Estas son colocadas en los barrios más populares y a su alrededor bailan hasta el amanecer los vecinos y cualquiera que desee pasar un momento de diversión y disfrute.

Lo mejor de la gastronomía, danzas típicas, música, corsos y juegos propios de Iquitos te esperan.

Carnaval de Arequipa

Durante las celebraciones por carnavales, las calles y plazas principales de la también llamada 'Ciudad Blanca' se llenan de jóvenes danzantes con vistosos trajes que representan a diferentes barrios, los cuales se empeñan en demostrar cuál es el mejor.

Tampoco pueden faltar los juegos con pintura y agua, la riquísima gastronomía arequipeña y la chicha dulce. No hay nada como participar de esta celebración bajo el hermoso e imponente volcán Misti.

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios