3 planes poco convencionales para Semana Santa

Blog Single

Faltan pocos días para el feriado por Semana Santa y quizá aún te estés preguntando qué hacer. Quedarte en casa implica hacer lo mismo de siempre, es decir, ver por veinteava Ben-Hur o Los Diez Mandamientos; reunirte con tus amigos o con la familia para almorzar, realizar alguna actividad religiosa o simplemente no levantarte de la cama. 

Otra opción es que hagas las maletas y te vayas de viaje. Pero quizá el dinero no te alcance. Entonces, ¿qué hacer?

Puedes intentar algunas cosas que quizá nunca antes se te pasaron por la mente, algo diferente que te haga sentir que has aprovechado esos días al máximo. 

Picnic familiar

Olvídate del clásico y a veces aburrido almuerzo familiar dentro de la casa. Busca un lugar bonito y con abundantes áreas verdes. Toma el teléfono e invita a todos aquellos familiares tuyos que desde hace tiempo no ves, debido a la falta de tiempo y por el exceso de trabajo. Seguramente hace tiempo no hacías algo parecido, ¿verdad?

Afianzar los vínculos familiares es algo que deberías hacer más seguido.

Resuelve los asuntos que hayas dejado pendientes

Vas a tener cuatro días libres, tiempo suficiente como para que resuelvas aquellos asuntos que aún no terminas por culpa del trabajo y la falta de tiempo. ¿Qué asuntos tienes por concluir? Seguramente dejaste un libro a la mitad, tu computadora necesita una limpieza, quizá tengas que reorganizar algunos papeles. Sea cual fuere el asunto, vas a tener muchos días para poder solucionarlo y liberarte de aquella carga que no podías quitarte de la espalda.

Conviértete en una turista de tu ciudad

Pese a que vives en el mismo lugar por muchos años, quizá no conoces todos los sitios fascinantes con los que cuenta. Ahí afuera, no muy lejos de tu casa, se encuentran monumentos, zonas arqueológicas y todo aquello que aún no visitas.

Agenda un tour de uno o varios días por tu propia ciudad.

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios