ESTAR BIEN PUEDE SER DIFÍCIL

NOSOTROS QUEREMOS HACÉRTELO FÁCIL


Si aún no se encuentra registrado puede hacerlo desde aquí Regístrate
Blog Single

¿Tiraste la toalla con tu entrenamiento? Te enseñamos a recuperarte y retomarlo

Blog Single

¿Estabas on fire con tu rutina pero un día te dio un poco de flojera y no saliste? Ese día se convirtió en semanas y las semanas en meses. No te rindas, es cuestión de encontrar la motivación adecuada y, más importante aún, plantearte una rutina que se vuelva una costumbre.

 

Tu cuerpo puede soportar cualquier esfuerzo, es tu mente a quien tienes que convencer. Si ya perdiste el ritmo de entrenamiento no te preocupes. Con estos 7 puntos vas a recuperar el tiempo perdido y volver a una vida activa. No habrá calor, lluvia, neblina, flojera o lesión que te detengan de ahora en adelante. 

1. Usa recordatorios

Deja lista tu mochila para ir al gimnasio desde el día anterior, las zapatillas de correr en la puerta o el tapete de yoga en el suelo. Si bien es necesaria la disciplina y el trabajo duro también es buena idea dejarte pequeños recordatorios. Son como las migas de pan de Hansel y Gretel.

2. Empieza despacio

No intentes correr 10 kilómetros a la primera. Tu cuerpo no está listo para realizar repentinamente una gran cantidad de esfuerzo. Si en tus primeros pasos deportivos te mandas con algo muy ambicioso puedes lesionarte. Por otro lado, tu cuerpo se sentirá tan cansado al día siguiente que no querrás hacer deporte durante un buen tiempo. Ve de a pocos, incrementando la intensidad paulatinamente.

3. La regla del 10%

Esta regla nos dice que cada semana tu desempeño debe mejorar 10% respecto a la semana anterior. Si caminas 10 cuadras, la próxima semana deben ser 11. Así, en todos los deportes se puede incrementar la intensidad modificando el tiempo o las distancias.

4. ¡Estira y calienta!

Procura que sea todo tu cuerpo. Muchos deportistas tienen solamente 2 o 3 movimientos de “estiramiento”. La idea de estirarse es comprometer a todos los músculos, en especial los que no usas mucho y por eso son menos elásticos. Darle importancia a cada grupo muscular en el estiramiento es fundamental para no lesionarse.

5. Únete a una comunidad

La motivación social también es básica. Recurre a tu pareja, a tus amigos o al perro para que te acompañen mientras te ejercitas. Otra opción es unirte a una comunidad del deporte que prácticas. Las comunidades son geniales ya que conoces personas nuevas con tus mismos gustos y al mismo tiempo se motivan mutuamente.

6. Nunca olvides el motivo por el cual te rendiste

Jamás. Tenlo presente y así no te volverá a ocurrir. ¿Pereza? ¿Lesión? ¿Te aburriste? Entender tus errores te ayudará a que no pase otra vez.

7. Adopta un mantra

Puede parecer trillado pero funciona. Un mantra es una frase que te repites constantemente. La repetición le da cierto poder mental que la hace un pilar de tu entrenamiento. Te dejo algunos ejemplos:

- El dolor es temporal, la satisfacción es para siempre.
- Levántate con determinación, acuéstate son satisfacción.
- No superes a los demás, supérate a ti mismo.
- Fallarás el 100% de las cosas que no intentes.

Fuente: LA Times

2.2 | 53

    Comentarios