Blog Single

Rutina sencilla para personas de la tercera edad

Blog Single

El sedentarismo es uno de los más grandes obstáculos con los que luchan las personas antes de iniciar una vida saludable. Durante años, evaden la practica de ejercicios, aduciendo que la falta de tiempo no se los permite o que no los necesitan. Sin embargo, al llegar a la tercera edad, se convierte en una de las actividades más recomendadas por los doctores para afrontar de manera óptima los cambios propios de la edad.


Los beneficios de incluirlas en tu día a día:


  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, cáncer de colon, hipertensión y diabetes.
  • Mejora el funcionamiento cerebral y previene el estrés, ansiedad, depresión e insomnio.
  • Mantiene fuertes lo huesos y sanas las articulaciones.
  • Al practicar ejercicios acompañados, las personas mayores sienten que pertenecen a un grupo y afrontan los sentimientos de soledad.


Rutina recomendada:


Además de caminar, manejar bicicleta o correr, existen otro tipo de ejercicios y rutinas que una persona de la tercera edad puede practicar. 


  • Ejercicio 1: Sentado en una silla, con la espalda erguida, gira la cabeza de izquierda a derecha y luego hacia el frente y hacia atrás. Después, inclina tu cabeza hasta tocar el oído con el hombro izquierdo y haz lo mismo hacia el lado derecho. Repite el movimiento 10 veces para cada lado.
  • Ejercicio 2: Continúa sentado y relaja los hombros. Luego súbelos y bájalos lentamente, repitiendo el movimiento de manera suave 15 veces. Seguidamente, muévelos 10 veces para atrás y otras 10 para adelante como sacando pecho.
  • Ejercicio 3: Levanta la pierna derecha y dóblala hasta formar un ángulo de 90 grados. Mantenla elevada a 6 o 10 pulgadas del piso durante cinco segundos. Repite 10 veces ese movimiento. Luego cambia de pierna y haz 10 repeticiones más.
  • Ejercicio 4: Camina a paso moderado durante 5 minutos y, mientras lo haces, mueve tus brazos como si estuvieras corriendo. Al terminar, coloca los brazos a los costados, separa las piernas a la altura de los hombros y lleva las manos a la cintura. A continuación, realiza suaves flexiones con el tronco hacia la derecha y luego a la izquierda. Repite 10 veces.

Finalmente recuerda que como en toda actividad física realizada por personas de la tercera edad, el estiramiento pre y post debe ser mucho más prolongado, debido a que su temperatura es distinta. Asimismo, ten presente que siempre es buen momento para iniciar una vida saludable a base de ejercicios y buena alimentación. ¡No esperes a ser un adulto mayor!

1.4 | 47

    Comentarios