Que el asma y las alergias no te impidan salir a correr

Blog Single

El otoño llega y los estornudos, la picazón en la garganta, la tos y la congestión nasal se hacen presentes. Especialmente entre las personas asmáticas y alérgicas. 

Quienes padecen estos males sufren con más intensidad los síntomas y sobre todo cuando se ejercitan, ya que al hacerlo se incrementa la ventilación (al respirar por la boca) y llega más aire a los pulmones.

Para evitar esto, muchos deportistas dejan de ejercitarse en las épocas más frías del año. ¡No es necesario! Aquí les dejamos algunos consejos para que sigan con su entrenamiento sin preocuparte. 

1.  Llevar siempre el inhalador: Aunque el asma esté controlada, es importante llevar siempre el inhalador.

2.  Calentar: Antes de iniciar el entrenamiento, es indispensable realizar un calentamiento más prolongado del habitual. De esa forma podrán evitar cambios bruscos de temperatura que desencadenen los síntomas.

3.  Cubrirse las vías respiratorias: Pueden usar una bufanda para cubrirse la nariz y la boca, así el aire que respiren estará más tibio y protegerán las vías respiratorias del polvo.

4.  Evitar el viento: En los días donde hay mucho viento, es mejor entrenar en un gimnasio. Si lo que más les gusta es correr, pueden usar la caminadora o encontrar algún otro ejercicio cardiovascular.

5.  La dieta: Intenten incrementar el consumo de verduras y evitar alimentos ácidos o alérgenos como la leche, chocolates o productos con conservantes. Eso protegerá su aparato respiratorio.

Tomar estas precauciones te ayudará a continuar ejercitándote sin problema durante el invierno y, además, aumentará tu resistencia y fortalecerá tus pulmones. ¡No hay excusas!

Fuente: El Observador

Por : Estar Bien

"Una vida llena de bienestar, es una vida sana y feliz y eso es, sin duda, una vida mucho más fácil." Somos una iniciativa de RIMAC que apuesta por esa convicción y quiere compartirla con todos los peruanos. Porque estamos convencidos que en la vorágine de la vida diaria, no hay nada más importante que bajar un poco la velocidad, aprender a escuchar al cuerpo, al corazón y a la gente que nos rodea; para encontrar ese bienestar que todos buscamos.

    Comentarios