Blog Single

Nunca es demasiado tarde: Correr después de los 50 años

Blog Single

Mantener el cuerpo activo con actividades sencillas y baratas como caminar o correr, traen enormes beneficios a la salud y lo mejor de todo es que no importa la edad que se tenga, igual se pueden practicar. 

Correr ayuda a disminuir la presión arterial, disipar tensiones y ser más optimista, también retarda el envejecimiento pulmonar y mejora el sistema cardiovascular y nervioso. Por eso, realizarlo incluso después de los 50 años es recomendable, sin embargo, hay que tener en cuenta ciertos puntos antes de comenzar. 

1. Visitar al médico

Antes de comenzar cualquier rutina, incluso algo que parece ser tan sencillo como correr, una visita al médico es lo ideal. La razón con el paso de los años pueden aparecer ciertas enfermedades propias de la edad o por un estilo de vida poco saludable. Problemas cardiovasculares, en los huesos (osteoporosis), de visión, entre otros, pueden hacerse presente. Prevenir posibles lesiones o problemas a la salud contribuirá a conseguir un óptimo rendimiento cuando se empiece con el entrenamiento. 

2. Empezar de a pocos

No existe un límite de edad para salir a correr, sin embargo, hay que tener en cuenta que mientras más años se van ganando los músculos y articulaciones van envejeciendo. Por lo tanto, si se tienen 50 años o más y recién se planea realizar alguna actividad física, lo recomendable es hacerlo poco a poco y no de golpe. Aventurarse a correr 5 kilómetros puede no caerle bien al cuerpo, por lo que se debería comenzar con rutinas poco exigentes como las caminatas, luego se puede aumentar la marcha. 

Realizar un calentamiento antes de comenzar correr ayudará a evitar lesiones. 

3. Comer e hidratarse bien

Incrementar el consumo de frutas, verduras, granos integrales y reducir el de grasas sólidas, alimentos y bebidas azucaradas, grasas saturadas y trans es importante para mantener saludable el organismo y con las energías suficientes para completar eficientemente la rutina. Mantenerse hidratado también es importante, sobre todo en verano. 

4. Armar un plan

Fijar un horario y días en los que se va a salir a correr. También hay que tener claro la cantidad de tiempo que se le dedicará a la actividad. Como señalamos en el punto dos, hay que comenzar de a pocos, por lo que al inicio puede ser suficiente con 20 minutos o hasta donde el cuerpo lo permita. Conforme se va avanzando el cuerpo se irá acostumbrando y pueden ir agregándose minutos a la rutina. 

La idea es disfrutar del ejercicio a cada paso y aprovecharse todos sus beneficios a la salud.  

Fuente: Guía Fitness

0.5 | 10

    Comentarios